Cada vez está tomando más peso el concepto de marketing social, entendiendo este como aquellas actuaciones encaminadas a “proporcionar un valor superior a sus clientes de tal forma que se mantenga o mejore el bienestar del consumidor y de la sociedad” (Kotler y Armstrong, 1971). Esto supone una mayor presencia de conceptos como crecimiento sostenible, responsabilidad social corporativa, etc., y en esta expansión del marketing social el social media marketing tiene mucho que aportar. Veamos por qué.

Principios del Marketing Social

El marketing tradicional tenía solo en cuenta los intereses de las empresas. Por ejemplo McDonalds luchaba contra otras cadenas de comida rápida centrándose en ofrecer hamburguesas más suculentas que la competencia y a mejor precio, y funcionó. Sin embargo las consecuencias para los consumidores eran desastrosas: obesidad, colesterol alto…

Por contra, el marketing social se apoya en tres pilares:

  • Los intereses de las compañías.
  • Los intereses de los consumidores.
  • Los intereses de la sociedad.

¿Qué supone esto? Pues que las compañías deben establecer estrategias que no solo mejoren su cuenta de resultados, que también, sino que deben contemplar el bienestar de sus consumidores y velar por la mejora de su entorno social.

Por ejemplo, en el mismo caso anterior, McDonalds reduce el porcentaje de grasa de las hamburguesas, se incorporan las ensaladas, el pescado y el pollo, se varían los complementos, se lanzan mensajes de apoyo a una dieta equilibrada y vida sana y se pone en marcha la Fundación Ronald McDonald. Como esta, otras muchas empresas de su sector realizan acciones parecidas.

¿Y qué tiene esto que ver con el social media marketing? Pues mucho, como vamos a ver.

El social media marketing

Y es que para poder implementar adecuadamente las acciones de marketing social se hace necesario establecer una adecuada comunicación bidireccional, tanto con consumidores como con la sociedad en general, y en esto el social media es el rey.

Favoreciendo la retroalimentación

La empresa recibe mayor cantidad de inputs de sus clientes y colaboradores sobre sus productos y de las preocupaciones que estos generan en ellos, pudiendo trabajar para adecuarlos a sus expectativas y para eliminar los posibles problemas que su uso o consumo puedan generar.

Uso responsable de los productos

También permite informar a sus clientes sobre el uso adecuado y socialmente responsable de sus productos, permitiendo incrementar la satisfacción de sus consumidores y favorecer una producción y consumo sostenibles.

Colaborando en formación de conciencia social

Detectando necesidades en su entorno social y apoyando o dando proyección social y mediática a los grupos que estén trabajando en ellas.

Mejorando el entorno en el que está integrado

Dando formación, mejorando la conciliación de la vida familiar y profesional, apoyando actividades culturales, apoyando la recuperación del medio ambiente, etc. y comunicando estas acciones y su compromiso en los medios a fin de colaborar a potenciar estas acciones en otras empresas.

El social media marketing tiene muchas herramientas que ofrecer para la expansión de las acciones de marketing social. Blogs, webs, e-mail, redes sociales, canales de vídeo, podcasts, etc. Las posibilidades de interactuación son tremendas y el resultado no será solo la mejora de la reputación de la compañía, sino de toda la sociedad.

¿Debería darse más proyección a las acciones de responsabilidad social corporativa de las compañías?

Suscríbete gratis al blog para no perderte ningún artículo y, si te ha gustado, ayúdame a difundirlo compartiéndolo en tus redes.

Suscribete al blog

Únete a la comunidad y recibe las últimas novedades que te ayudarán a ser más efectivo en tu trabajo en Internet.

You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: