Saber cómo promocionar un negocio o producto, cuando inicias un nuevo proyecto, es uno de los principales retos a los que te enfrentas, y máxime cuando es muy probable que cuentes con muy poco presupuesto.

Si esta es tu situación estás de suerte, porque en este artículo te voy a proponer una docena de acciones de promoción que te ayudarán a conseguir esa visibilidad que tu negocio necesita por mucho menos de lo que piensas.

 

Acciones de Promoción Online

Dado que lo mío es la consultoría de marketing digital, me vas a permitir que mis primeras propuestas sean acciones para promocionar o publicitar tu negocio en Internet por muy poco dinero.

 

1 – Página web

Una de las mejores formas de publicitar tu negocio es tener una web en la que coloques información de tu negocio, tus productos, tu equipo, los beneficios que aportas, testimonios de clientes, etc.

Tener una web de empresa te permite multiplicar tu alcance y hacerte accesible y visible para clientes potenciales que, de otra forma, jamás te conocerían.

Y ello aunque se encuentren en el otro extremo del mundo

Además, una buena web te permitirá destacar entre tu competencia.

Si tienes un poco de conocimiento, y le quieres dedicar algo de tiempo, puedes crear una web con una instalación de wordpress y un hosting sencillo para empezar, aunque mi recomendación es que localices algún buen diseñador que te garantice una web sencilla pero profesional.

Piensa que no hay nada peor que trabajar para posicionar tu web y que tus visitantes se marchen perdidos o espantados.

 

2 – Blog

Otra herramienta ideal para promocionar tu negocio es el blog, porque va a aportar una gran visibilidad a tu página web y a tu negocio.

Puedes preparar un plan de contenidos y crear artículos que muestren el valor que tus productos o servicios aportan a tus clientes.

Así conseguirás mostrar los beneficios de tus productos, educar a tus visitantes y crear un incentivo para que vuelvan a por nuevos contenidos y conseguir que tu marca sea conocida y reconocida.

Con ello estarás generando contenidos para los visitantes en los distintos niveles del embudo de conversión, potenciando la posibilidad de conseguir conversiones o leads.

Además, si has creado tu web con wordpress el blog lo tienes gratis, y lo único que tendrás que poner será algo de tiempo.

 

3 – Redes Sociales

La redes sociales van a aportar mucha visibilidad y viralidad a tu negocio y a tus contenidos.

Y abrir los perfiles es gratis.

Para aprovechar el efecto determina en qué redes sociales se mueven tus clientes y abre perfiles profesionales en ellos.

Piensa que algunas, como Youtube o Vimeo, prácticamente te permiten crear tu propia cadena de televisión.

Crea contenidos adecuados a cada tipo de red y a la filosofía de cada una de ellas, y recuerda que las redes sociales funcionan mucho mejor como canal de recomendación que como canal de venta.

Por tanto, procura aportar valor, entretener y educar y, de tanto en tanto, presenta alguna oferta o novedad que pueda ser de interés.

Para ello puedes utilizar los comentarios y sugerencias de tus visitantes como fuente de inspiración y como herramienta de detección de necesidades.

Y, por supuesto, interactúa con tus seguidores, respondiendo sus dudas, agradeciendo sus comentarios, incentivando sus aportaciones, etc.

El objetivo aquí es conseguir crear una comunidad comprometida con tu marca que sirva de amplificador de los beneficios de tus soluciones.

 

4 – Publicidad en la red de Display

Si lo que estás buscando son posibles clientes interesados en comprar tus productos puedes realizar campañas publicitarias en la red de búsqueda de Google Adwords (los anuncios que salen cuando buscas algo).

El problema es que si estás en un sector donde hay mucha competencia, y tu eres un recién llegado, el precio de tus pujas va a tener que ser bastante más alto que el de tu competencia.

Además, tienes el problema de que eres un desconocido, por lo que es muy posible que los internautas te ignoren.

Para evitarlo puedes iniciar tus primeras campañas publicitarias en la red de Display de Google (esos anuncios que suelen aparecer en algunas webs) donde, al contrario que en la red de búsqueda, pagarás por el número de visualizaciones y no por el número de clics.

Con ellas el nivel de ventas o conversiones logradas va a ser mucho menor, pero el precio va a ser mucho más bajo (con bastante diferencia) y lo que vas a conseguir, segmentándolas adecuadamente, es aparecer en sitios webs relacionados con tu temática y que tu marca o tu producto vaya siéndole familiar a tus posibles clientes.

Así preparas el camino para otras acciones más directas de publicidad y venta.

 

5 – Publicidad en Youtube

De igual forma, los anuncios en Youtube son bastante económicos y la visibilidad que aportan a tu negocio puede ser muy interesante.

Recuerda que Youtube es el segundo buscador después de Google y puedes crear tanto anuncios de texto como vídeos promocionales.

Además, la viralidad de este canal es tremenda, por lo que un vídeo bien concebido y ejecutado puede suponerte un impacto increíble.

Y no hacen falta presupuestos infinitos ni grandes equipos técnicos. Un vídeo sencillo, original, útil y/o divertido puedo aportarte una visibilidad impresionante.

Una vez que tu marca es conocida es cuando puedes empezar a plantearte potenciar tus anuncios en la red de búsqueda de Google.

 

Acciones de Promoción Offline

Por supuesto, las acciones online no son las únicas que te van a dar visibilidad, aunque es cierto que su alcance potencial es increíblemente superior.

Sin embargo, las acciones de promoción offline también van a dar mucha visibilidad a tu negocio o marca.

 

6 – Cartelería

La cartelería y la papelería es esencial para dar visibilidad a tu empresa, tanto en el entorno inmediato como en tus contactos comerciales.

Por ello, diseña tu imagen de empresa, logos, logotipos, colores, tipografía y crea materiales con ellos.

Tarjetas de visita, papel con membrete y contacto, sobres, carpetas, etc., te van a ayudar a dar imagen a tu negocio y tiene un precio más que accesible.

Recuerda incluir tu dirección web y de correo electrónico en todas tus firmas, e invita a que te sigan en redes sociales.

Además, los carteles ayudarán a dar a conocer tu negocio de una forma rápida y barata. Para ello:

  •  Localiza las rutas y entornos habituales de tu público potencial y coloca publicidad de tu negocio.
  • Por supuesto, crea un escaparate o cartel impactante para tu fachada.
  • Piensa que puedes hacer un vinilo adhesivo y lo puedes colocar en tu coche o en una superficie magnética de poner y quitar.

 

7 – Buzoneo / flyers

Si tu negocio es local, otra forma de promocionarlo es optar por buzonear y repartir flyers o volantes en tu zona.

Es barato y en poco tiempo te permite alcanzar una zona relativamente amplia.

En este caso, cuentas con la ventaja de conocer bien al público objetivo, con lo que puedes ajustar muy bien el mensaje.

Ahora bien, busca una buena empresa que te ayude en esto y en el caso de querer repartir flyers en la calle por tu cuenta consulta antes la normativa local, porque no todos los ayuntamientos (ni todos los países) permiten el reparto de flyers en la calle.

 

8 – Encuentros / Ferias

Un clásico de la promoción de negocios. Conocer a alguien que te puede abrir puertas es un activo esencial para cualquier negocio. Por tanto, no dudes en acudir a cuantas ferias y encuentros profesionales te sea posible y en donde se concentren perfiles de interés para tu negocio.

Pero piensa que no se trata de intercambiar tarjetas, sino de conocer a las personas. Que sepas lo que necesitan o les interesa y que ellos sepan lo que puedes ofrecerles y hacer por ellos. El intercambio de tarjetas solo es útil si después hay un seguimiento y nuevos contactos reales.

 

9 – El boca a boca

Probablemente, la mejor publicidad de todas las que puede tener un negocio para su promoción. La recibe alguien que muy interesado o necesitado de servicios o productos como los nuestros,  la fuente es una persona de confianza del posible cliente y la experiencia con nuestro negocio ha sido positiva.

Cierto que el alcance es muy limitado, pero la efectividad suele ser altísima y, si lo hacemos bien, el nuevo cliente se convertirá en un nuevo prescriptor.

 

10 – Prensa / Radio / Televisión

Sí, ya sé que vas a pensar que me he vuelto loco, pero recuerda que hay emisoras y prensa local en la que la publicidad te puede salir bastante económica.

Además, muchas de ellas pueden estar abiertas a posibles colaboraciones para crear programas o secciones de interés para su público y en el que tú puedas aportar tus conocimientos.

 

11 – Intercambio de servicios

Al hilo de la anterior, la  última acción promocional que te propongo quizá se suene rara, pero funciona. Se trata de llegar a acuerdos con otras empresas o negocios con los que podamos compartir público objetivo pero a los que proveemos productos o servicios distintos. Es como el cross selling pero colaborando con otras empresas.

Imagina un taller mecánico, uno de pintura y una empresa de limpieza manual de coches. Mismo público objetivo pero distintos servicios.

Además, si se da la circunstancia que seamos, a la vez, clientes y proveedores mutuos también podéis considerar la posibilidad de intercambiar servicios, lo que quizá no te venga mal cuando comienzas y andas justo de tesorería.

 

12 – Merchandising

Los productos promocionales también son una fuente de promoción muy interesante para tu negocio.

Pueden ser productos que estén relacionados con tu negocio y las necesidades de tus potenciales clientes, materiales de oficina personalizados (USBs, alfombrillas, etc.) o productos más genéricos como llaveros, gorras o camisetas personalizadas.

Con ello estarás logrando estar presente en la vida diaria de tu cliente potencial e, incluso, que ellos mismos se conviertan en promotores de tu marca.

 

El Efecto Dulantzi

Además de todo lo anterior también puedes contactar con una buena agencia o consultor de marketing digital. Descubrirás que es mucho más asequible de lo que piensas y te ayudarán a optimizar tus inversiones en esta materia tanto en tiempo como en dinero.

De hecho, hasta es posible que descubras “El Efecto Dulantzi“.

 

Conclusión

Bueno, pues aquí tienes algunas acciones que te ayudarán a promocionar tu negocio con un presupuesto económico. En algunos casos pagarás con lo que más sueles tener al principio, como es tiempo y ganas; en otros casos tendrás que invertir algo más de dinero, pero si lo haces con buenos profesionales (hola 🙂 ) te merecerá la pena hasta el último céntimo.

Así que ánimo, prepara un buen plan y adelante. Verás como encuentras más de una mano amiga en el camino.

¿Qué otras acciones promocionales económicas empleaste cuando arrancaste tu negocio?

¿Te ha parecido interesante? Me harías un gran favor compartiéndolo en tus redes sociales.

 

¡Anímate! Contacta conmigo ahora y solicita tu entrevista gratuita de evaluación.

Descubrirás todo lo que tu negocio puede mejorar con el Marketing Digital.

 

Foto por Lady Jillybean en Flickr (CC)

Suscribete al blog

Únete a la comunidad y recibe las últimas novedades que te ayudarán a ser más efectivo en tu trabajo en Internet.

Únete a la comunidad, consigue todas las actualizaciones y recibe ofertas y contenidos solo para suscriptores.

newsletter by Mailrelay

Este sitio cumple con la normativa de privacidad de datos personales impuesta por la ley. Puedes obtener más información en este enlace.


You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: