“¿Cómo consigo que mi blog triunfe y destaque de los demás?”. Esta es una pregunta recurrente pero lógica. Hay cientos de millones de blogs que desarrollan todas las temáticas inimaginables y la inmensa mayoría ha llegado antes que tú. Así que si quieres atraer y retener lectores tienes que conseguir que tu blog destaque por algo. Veamos cómo conseguirlo.

Que tu blog destaque de los demás es realmente sencillo, tan sencillo como centrarte en tu ventaja competitiva y generar buenos contenidos. Lo complicado es determinar cuál es esa ventaja competitiva que te hace especial en un área determinada y para un público concreto.

Seguramente has visto ya la famosa frase de Sun Tzu en “El arte de la guerra”: “Si conoces a los demás y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro; si no conoces a los demás, pero te conoces a ti mismo, perderás una batalla y ganarás otra; si no conoces a los demás ni te conoces a ti mismo, correrás peligro en cada batalla“. Así que para conseguirlo tienes que fijarte tanto en ti como en tu público.

 

Conócete a ti mismo

Vamos a empezar a construir un blog que destaque por la parte más difícil, conocerte a ti mismo. Para ello puedes emplear distintas herramientas y estrategias.

Repasa tu historia

El pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla“, así que si no quieres verte como Bill Murray en Atrapado en el tiempo (El día de la marmota) empieza por repasar tu historial.

Analiza e inventaría tus habilidades, tus conocimientos, tus hobbys, tus errores, etc. Repásalo todo y no te dejes nada en el tintero, no te puedes imaginar la cantidad de recursos que puedes encontrar en tu mochila, por pequeña o corta que esta sea, que pueden volverse vitales a la hora de viralizar tus contenidos y tu blog.

Pregunta a tus amigos o clientes

Seguro que alguna vez has oído tu voz grabada. Lo habitual es que te suene rara porque tú te escuchas no solo a través del aire, sino que tu voz llega a tus oídos también a través de tu cráneo.

Del mismo modo, todos los que te rodean tienen una opinión formada de ti basada en lo que ellos ven y en como ellos lo ven y que, por tanto, nunca coincidirá totalmente con la que tú tienes de ti mismo. Escúchales atentamente, porque cuando comunicas lo que marca la diferencia no es tanto lo que tú pretendías transmitir, sino lo que realmente perciben ellos de ti.

Haz preguntas abiertas y NUNCA cuestiones sus respuestas. Ellos pueden ver cosas para las que tú eres completamente ciego. Si tú eres tímido pero tus amigos te ven como alguien abierto créetelo, igualmente si tú te ves como el alma de todas las fiestas y tus amigos te ven como alguien “un tanto pesadito”… Pues eso.

Tener una imagen positiva de uno mismo y potenciar la autoconfianza es importante, pero tener una imagen clara lo es más.

DAFO

La siguiente es un clásico, pero no por ello menos efectivo: prepara un dafo. Ya se trate de preparar un blog personal o empresarial es importante conocer cuáles son tus áreas fuertes y tus áreas débiles. Con ello conseguirás tener un conocimiento lo más exacto posible de tus posibilidades y de las áreas que debes mejorar o evitar.

 

Conoce a tu público

La otra parte de la ecuación la compone tu público. Si quieres tener un blog que impacte y una comunidad creciente debes dirigirte al público apropiado, y este no es otro que aquél que necesita lo que vas a compartir y que, incluso, estaría dispuesto a pagar por ello.

Define a tu target

Por ello es esencial que definas el perfil de tus seguidores ideales y que lo hagas con precisión, así que no vale: “persona de entre 20 y 70 años que viva en cualquier lugar del mundo“.

Dependiendo de tus propios gustos, de tus capacidades, del tipo de causa, negocio o producto que quieres presentar, etc., tu perfil ideal se debería parecer más a: “Carlos (o Laura), con pareja e hijos menores de 15 años, vive en una ciudad de más 15000 habitantes y trabaja en una oficina. Se preocupa por temas de salud, le gusta viajar y la lectura y realiza 2 o más salidas al año, come habitualmente fuera de casa y dedica el tiempo de viaje a leer artículos en su móvil. No le gusta…” (de hecho debería ser mucho más completo). De esta forma podrás definir con mucha mayor precisión qué tipo de necesidades tiene tu público y estarás mucho más centrado a la hora de generar contenidos.

Por ejemplo si estás pensando en abrir una agencia de viajes y te quisieras centrar en un perfil similar al del ejemplo anterior podrías crear un blog en el que los contenidos girasen alrededor del concepto del viaje familiar con artículos sobre cuidados en los viajes con niños, actividades para la familia en los lugares más turísticos, hoteles especialmente interesantes, balnearios y spas, rutas adaptadas, alojamientos alternativos para familias, reseñas de guías y libros de viaje, restaurantes, etc.

Si en vez de esto publicaras artículos sobre viajes de aventura, trecking por los Andes o vuelos en ultraligero el perfil de personas que se acercarían a tu blog no encontraría después una oferta de productos que les atrajera. Puede que volvieran al blog, pero no a tu negocio.

Si se trata de un blog personal lo tienes más sencillo, tu perfil ideal es el tuyo propio. Escribes para ti, por lo que tu público es el que tiene tus mismos intereses en el área de contenidos que trata el blog, y por muy únicos que seamos (y créeme cuando te digo que mis conocidos me consideran “muy único”) hay mucha más gente parecida a nosotros de lo que pensamos.

Define las necesidades de tu público

Una vez definido el perfil ideal puedes centrarte en analizar sus necesidades. De hecho, si has definido  bien el perfil ideal puedes encontrar necesidades o nichos de mercado o contenidos que no habías considerado en un primer análisis.

Para ello puedes basarte en tu propia experiencia, encuestas, estudios de mercado, etc. También debes estudiar otros blogs de éxito de mismo sector, o que compartan target, y analizar el tipo de contenido más comentado o leído. Trabájalo en profundidad y extrae tus conclusiones, porque te evitará muchas horas perdidas después en contenidos inútiles o en nichos desaprovechados.

 

La Batalla

Si has dado los pasos previos estarás en buena posición para plantear la estrategia para la batalla. Ya te conoces a ti mismo y conoces a tu “enemigo” (cliente y competencia), conoces tus fortaleza y debilidades y conoces las necesidades y gustos de tu público objetivo así como las oportunidades que te plantea.

Tienes todos los datos para poder encontrar ese algo, esa ventaja competitiva, que te hace diferente a los demás y que va a hacer que tu blog sea un blog de éxito, memorable y que resalte entre otros muchos. Puede ser un conocimiento especial de un área concreta, puede ser tu capacidad para conectar y empatizar con tu comunidad, tu habilidad para estar siempre en la cresta de la actualidad o tu estilo a la hora de escribir o crear contenidos.

Sea lo que sea, esto es lo que debe convertirse en el emblema de tu blog, en tu marca personal. Céntrate en ella, trabájala y desarróllala para ser tu mismo, ofrece siempre contenidos de calidad y que aporten valor a tus lectores y, entonces, tu blog se convertirá en algo especial para tu público.

También te puede interesar

¿Conoces cuál es tu ventaja competitiva?

Si te ha gustado, ayúdame a difundir el artículo compartiéndolo en tus redes y recuerda que puedes suscribirte gratis al blog para no perderte ningún artículo.

 

Fotografía por Adam Lerner en Flickr (CC)

Suscribete al blog

Únete a la comunidad y recibe las últimas novedades que te ayudarán a ser más efectivo en tu trabajo en Internet.

Únete a la comunidad, consigue todas las actualizaciones y recibe ofertas y contenidos solo para suscriptores.

newsletter by Mailrelay

Este sitio cumple con la normativa de privacidad de datos personales impuesta por la ley. Puedes obtener más información en este enlace.


You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: