Uno de los riesgos a los que te enfrentas al escribir en un blog, sobre todo uno temático, es dejarte cosas en el tintero o ser demasiado reiterativo en una misma área. Además siempre está la posibilidad de sufrir el síndrome del folio en blanco y no saber de qué escribir. Para evitarlo, una herramienta que no puede faltar en tu caja es el calendario editorial.

Así que, una vez que hayas definido tu cliente ideal, la temática de la que vas a escribir y la periodicidad con la que vas a hacerlo, lo siguiente que debes plantearte es crear dicho calendario editorial.

Para ello puedes utilizar desde una simple hoja de papel y un lápiz a aplicaciones mucho más sofisticadas, aunque una sencilla hoja de excell puede ser una excelente opción también tienes otras herramientas más especializadas. Para empezar es aconsejable que dividas tu tema central en subtemas y anotes dentro de cada uno aquellas ideas que vayas teniendo sobre el mismo.

Posteriormente, traslada estas ideas a tu calendario, procurando distribuirlas de forma equilibrada a lo largo del tiempo, aunque tampoco es ningún problema que coloques juntos varios artículos sobre un mismo aspecto a modo de serie.

De esta manera tendrás resuelto, de un plumazo, dos cuestiones importantes: por un lado habrás distribuido tus artículos de una forma razonable y, por otro lado, sabrás de que vas a ir escribiendo las próximas semanas o meses y tendrás menos incertidumbre y presión a la hora de trabajar los posts.

Seguramente, a esta altura alguien estará pensando ¿y dónde dejas la espontaneidad? Es evidente que toda planificación puede y debe ser ajustada, pero incluso tu espontaneidad trabaja mejor teniendo una mala planificación que ninguna. Recuerda las palabras de Picasso “que la inspiración, cuando llegue, me encuentre trabajando”.

Asimismo, puedes trabajar cada idea con una profundidad o enfoque diferentes por lo que una lista aparentemente reducida de ideas o temas puede dar para una gran cantidad de artículos diferentes y útiles para tus lectores.

Desde mi punto de vista, el calendario editorial es, probablemente, una de las herramientas más olvidadas y, seguramente, una de las que más dolores de cabeza te va a quitar y que te ayudará a aportar toda la información útil para tus lectores de forma equilibrada.

¿Utilizas algún tipo de calendario editorial?

Suscríbete al blog para no perderte ningún artículo y, si te ha gustado, compártelo en tus redes.

 

Foto por Mike Blackburn en Flickr (CC)

 

 

Suscribete al blog

Únete a la comunidad y recibe las últimas novedades que te ayudarán a ser más efectivo en tu trabajo en Internet.

You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: