Cuando hablas con la gente sobre temas relacionados con el Social Media te encuentras con comentarios de todos los colores, desde quien valora la importancia de una adecuada presencia hasta el que te pregunta ¿Social qué…? Pero quizá uno de los más sorprendentes, pero no por ello el menos reiterado, es el que me reiteró una persona que me comentó que ni ella ni su empresa estaban en redes sociales porque “no quiero que nadie pueda hablar mal de mi.

 

 

Al hablar de este modo demuestran un preocupante desconocimiento de la raiz del debate, porque la cuestión no es si tú estás o dejas de estar, la cuestión es si tus clientes están o no. Si ellos están en redes sociales hablarán de tí pero, si tú no estás, no sabrás lo que dicen ni por qué lo dicen, y para el futuro de tu negocio esto es vital.

Hay veces, en el día a día de este blog, en el que me da alguna que otra alegría. De repente, las visitas se disparan muy por encima de la media normal del mismo. En cuanto miras un poco te das cuenta de que alguien influyente en la red ha tuiteado o compartido la entrada entre su comunidad con el consiguiente incremento de visitas.

De igual modo, hay veces en que verás que tu negocio recibe un aluvión de visitas inesperadas que te generan un buen número de ventas, lo cual es bueno, pero, en otras ocasiones, quizás veas que tus ventas caigan sin ninguna razón aparente dejando tu negocio en una situación comprometida, lo cual es muy malo.

Tener presencia en Redes Sociales, y gestionarla adecuadamente, te ayudará a detectar si se ha producido algún hecho disruptivo que haya podido ser el causante de uno u otro efecto (tal como un blogger de referencia que te haya puesto por las nubes o un cliente descontento que sabe mover su enfado por las redes).

Y aún hay más, si se produce este tipo de eventos, y estás presente de en las redes de una forma profesional, podrás gestionarlos, ampliando todavía más los movimientos positivos, transladándolos a tu comunidad habitual y potenciándolos, a la vez que te permitirá controlar los negativos si gestionas adecuadamente las crisis de reputación consiguiendo, incluso mejorar tu posición.

Pero, lo mejor de todo, es que tener una presencia activa en las redes sociales te hará ser proactivo, ayudándote a conseguir que tu producto o servicio llegue a las personas adecuadas de una manera más eficaz y permitiéndote actuar en cuanto se detecten los primeros indicios de que una crisis de reputación se podría estar gestando.

Recuerda que el mayor problema para tu negocio no es que hablen mal de tí, el mayor problema es que estén hablando de tí y tú no te enteres.

Suscríbete al blog y no te pierdas el próximo artículo y, si te ha gustado, compártelo en tus redes.

Suscribete al blog

Únete a la comunidad y recibe las últimas novedades que te ayudarán a ser más efectivo en tu trabajo en Internet.

Únete a la comunidad, consigue todas las actualizaciones y recibe ofertas y contenidos solo para suscriptores.

newsletter by Mailrelay

Este sitio cumple con la normativa de privacidad de datos personales impuesta por la ley. Puedes obtener más información en este enlace.


You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: