Hace unos días escuché una entrevista, en la radio, realizada al presidente de una asociación de agricultores y al ser preguntado sobre las nuevas tecnologías y el uso de las redes sociales en sus negocios declaró: “eso de las redes sociales será para otro tipo de negocios, no para el nuestro” y a continuación dio sus razones.

Conseguir un cliente nos cuesta más de 100 € en promociones y actividades de marketing

La gratuidad en la gestión profesional de redes sociales es un mito. Es cierto que tener una página en Facebook es gratis (de momento) y que tener un host para una web puede salir por debajo de los 100 € anuales pero ¿qué haces con ello? No puedes tenerlo aparcado, ni actualizar la página cada dos meses, ni poner al becario a gestionar los perfiles o encargárselo al sobrino, en mi caso sobrina, que todos tenemos que sabe de Internet.

Contratar un buen profesional que potencie tu presencia en la red y que no te cueste tu reputación tiene un precio, pero hacer una campaña inadecuada, por no entender la filosofía de las Redes Sociales, buscando clientes en el corto plazo, puede arruinar tu reputación y tu cuenta de resultados, espantando a los posibles futuros clientes y atrayendo a personas que nunca comprarán tus productos.

En cualquier caso, conviene recordar que la mejor campaña, en redes sociales, es aquella que hace tu propia comunidad tras comprobar las bondades de tu producto o servicio.

Una de nuestras empresas tiene miles de seguidores en redes sociales pero ni un solo pedido

La primera cosa que aprendes en este oficio es que las redes sociales no existen para hablar de tu producto, sino de las necesidades de tu comunidad.

Si uno de tus productos puede ayudarles, enséñales cómo pero sin venderles el producto. Si les gusta una aplicación de tu producto o les es útil ya te preguntarán cómo conseguirla.

Lo segundo que aprendes es que no importa el tamaño de tu comunidad, lo verdaderamente importante es la idoneidad de tu comunidad.

Puedes hacer una campaña agresiva y atraer a una gran cantidad de seguidores pero, si escoges mal tu target o tus palabras clave en una campaña SEM, las conversiones pueden ser ridículas cuando no inexistentes.

Las redes sociales no sirven para vender

Esto no es ningún descubrimiento, de hecho esto es lo tercero que se aprende.

Las redes sociales facilitan que tu conozcas a tu comunidad y que ella te conozca a ti y que juntos veáis en qué forma, tus servicios o tus productos, resuelven dificultades o necesidades que ellos tienen.

cuando hayan constatado tu sincero interés por ellos, hayan comprobado que tu oferta aporta valor y te hayas ganado su confianza entonces, y solo entonces, es cuando llegarán los pedidos.

Como suele decir el siempre genial Oscar Carrión (@oscarrion) “en las redes sociales no vendes, te compran”.

¿Cuál ha sido tu experiencia con las redes sociales?

Por ianv en Flickr (CC)

Suscribete al blog

Únete a la comunidad y recibe las últimas novedades que te ayudarán a ser más efectivo en tu trabajo en Internet.

You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: