Cuando pensaba en este artículo sobre como anticiparte a los mayores peligros de un blog me vino a la mente un skecht de los teleñecos en el que la tripulación de una nave espacial ve acercarse una luz brillante y se desarrolla el siguiente diálogo:

  • Capitán – ¿Qué es esa luz?
  • Asistente – No lo sé, no está en el libro de cosas conocidas.
  • Capitán – ¡Pues mire en el libro de cosas desconocidas!
  • Asistente – Si son desconocidas ¿Cómo pueden estar en un libro?

Y si bien es cierto que no podemos tener un libro con el protocolo de actuación ante todos los peligros que nos podamos encontrar, sí que debemos tener un manual en el que se recojan los “imprevistos más previsibles” y nuestra respuesta ante ellos. Hoy vamos a ver algunos de los principales peligros a la hora de escribir un blog y como anticiparnos para evitar sus consecuencias.

Me he quedado sin ideas

El primero de los imprevistos previsibles a la hora de trabajar en un blog es quedarte sin ideas. Pueden ser muchas las razones, por ello lo importante es crear un sistema que nos ayude a la hora de generar ideas para nuevos artículos.

Para ello, en primer lugar debemos hacernos con una buena base de fuentes de ideas y aquí podríamos incluir:

  • Google Adwords y sus herramientas para encontrar los conceptos más buscados.
  • Revistas especializadas, para ver que temas son tendencia en este momento en tu sector.
  • Charlas y seminarios.

Por otra parte deberíamos hacernos con alguna herramienta que nos ayude a sistematizar la recogida de ideas o de información. Herramientas como Evernote, Feedly, The Brain  o una sencilla libreta serán geniales para ir organizando la información o las ideas que te puedan ir surgiendo y evitar que se pierdan.

Lo tercero que debemos hacer es establecer un programa de formación que nos ayude a ir incrementando nuestro conocimiento y especialización, a la vez que nos permite recoger nueva información y nuevos avances en nuestra temática. Así, la lectura de libros, asistencia a eventos, webinarios, cursos o seguir blogs de referencia son imperativos a la hora de ayudarnos a generar nuevas ideas y contenidos de interés para nuestros lectores.

Un cuarto aspecto a considerar es incluir en tu blog a autores invitados que te ayuden a dar otro aire o enfocar los temas desde otros puntos de vista y enriquezcan el contenido ante tu comunidad.

Me he quedado sin tiempo

El segundo problema más habitual en un blogger es la falta de tiempo. De hecho yo mismo he caído en esta trampa ya que este artículo debería haber salido dos días antes. Como en el caso anterior las causas pueden ser muchas (trabajo, un viaje, una enfermedad, etc.) y para evitar las consecuencias te sugiero una par de acciones.

La primera es crearte tu plan de publicaciones. Si estás trabajando tus fuentes de ideas tendrás una buena lista de posibles artículos, así que organízalos en el tiempo según el criterio que veas más conveniente.

Con ello conseguirás dos cosas, la primera evitarás perder tiempo cada vez que te sientes ante la pantalla preguntándote aquello de “¿y de que escribo hoy?” y la segunda que tendrás la mente mucho más enfocada en el artículo al haberte permitido anticipar el tema.

La segunda acción que debes emprender es la de crearte un “buffer” de publicaciones de modo que tu programa de redacción vaya una o dos semanas por delante de tu plan de publicación así siempre tendrás un margen de respuesta.

Como en el caso anterior, incorporar autores invitados te puede ayudar a crear ese almacén de artículos.

He sufrido una crisis de reputación

El tercer problema que puedes enfrentar en un blog es sufrir una crisis de reputación. Para ello es importante que antes de iniciar la actividad del blog prepares tu plan de gestión de crisis de reputación, de modo que tengas un protocolo que te ayude a enfrentar las críticas negativas, las acciones de Trolls, etc., así como a preparar las normas de moderación de los comentarios.

Asímismo, es importante que consideres cuál va ser tu actuación en caso de que copien tus contenidos.

Improvisar o actuar sobre la marcha puede provocar que una pequeña incidencia se magnifique hasta extremos impensables, así que prepárate el plan antes de empezar a escribir.

Se ha corrompido mi base de datos

El cuarto problema que puede echar al traste el trabajo que has realizado en tu blog es despertarte un día y ver que tu base de datos se ha corrompido, bien sea por un ataque o por un fallo del sistema.

Para evitarlo es importante que te guardes una copia de la base de datos de tu blog y de las imágenes que estás utilizando. Para ello, si usas wordpress, puedes usar alguno de los plugins existentes o, al menos, la utilidad de “exportar” de WordPress. Por supuesto, no te olvides de actualizarla periódicamente.

Así, en caso de desastre, al menos tendrás un sistema que te permita poner en marcha en blog en un corto período de tiempo, aunque sea utilizando un tema básico.

Espero que estas pautas te ayuden a preparar tu “libro de cosas desconocidas” y te ayuden a evitar las consecuencias de los imprevistos más habituales a la hora de escribir en un blog.

¿Qué otras pautas añadirías?

Me gustaría que nos dejes tus opiniones o comentarios, también puedes suscribirte gratis al blog para no perderte ningún artículo y, si te ha gustado, ayúdame a difundirlo compartiéndolo en tus redes.

 

Foto por Steve Jurvetson en Flickr (CC)

 

Suscribete al blog

Únete a la comunidad y recibe las últimas novedades que te ayudarán a ser más efectivo en tu trabajo en Internet.

You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: