Cuando en 1997 Tom Peters acuñaba el término “marca personal”, para referirse a la importancia de gestionar nuestras carreras personales como si fueran marcas comerciales,  no imaginaba que unos años después las propias marcas empresariales iban a echar mano de los consejos y de las herramientas que se daban para aquellas, y una de las más importantes es el blog de empresa.

 

 

Te conecta con tu target

La primera razón para tener tu blog de empresa es que te permite mantener una relación con tu target mucho más allá del que tienes a través de tu equipo comercial. No solo porque estableces una interacción que, normalmente, no se da a través de la página web, sino porque puedes recibir comentarios o ideas de personas a las que es probable que no te hayas imaginado llegar por otros medios.

A través de este blog he podido entrar en contacto con personas situadas en todas las provincias españolas y en más de 70 países. Si quisieras hacer algo parecido por medios “tradicionales” ¿Te imaginas qué inversión tendrías que haber hecho en publicidad para alcanzar algo similar?

Cierto que esto lleva su tiempo y esfuerzo, pero un blog de empresa representa una inversión a largo plazo con un rendimiento incomparable.

Te presenta como experto

La segunda razón para tener tu blog de empresa o profesional es que tus contenidos muestran tus capacidades y las posibilidades de tu empresa. Suelo decir que en la web tú muestras quién eres y lo que haces, pero en el blog muestras cómo eres, cómo trabajas, lo que tus productos o servicios pueden hacer por tus clientes y lo que tus clientes opinan de ello.

Si eres bueno en tu sector tener un blog de empresa de ayudará a demostrarlo y a mostrar los beneficios que puedes aportar.

Te da visibilidad

La tercera razón es la visibilidad que te da tener contenidos variados y actualizados en el tiempo. No te limitas a tener una web con ocho o diez páginas estáticas, sino que cada semana o cada quince días estás aportando nuevos contenidos y sumando más páginas con nuevas palabras clave, con lo que las posibilidades de que cada segmento de tu target encuentre justo lo que necesita aumentan exponencialmente.

Para ser exacto, y según un estudio de Quicksprout, los sitios web que incluyen un blog tienen de media un 434% más de páginas indexadas que aquellos que no lo tienen.

Te posiciona en Google

Estar en internet es importante, pero que tu target te encuentre cuando te busca lo es aún más, y esta es la cuarta razón para tener un blog. A los buscadores les gustan las webs con contenidos actualizados, y si publicas de forma periódica en tu blog los buscadores lo notan.

Esto supone que van a pasar más a menudo por tu web/blog a indexar las páginas y, si el contenido es de calidad, irá subiendo progresivamente de puesto en las páginas de resultados de las búsquedas, por lo que tu contenido será más fácilmente localizable por tu público objetivo.

Te mantiene a “la última”

Publicar contenidos de forma periódica te va a obligar a estar atento a lo que pasa en tu sector y en tu negocio con lo que, sin pretenderlo, va a mantenerte actualizado en cuanto a conocimientos, mejorando tu cualificación y la reputación de tu marca.

Podríamos seguir hablando de más beneficios como transmitir una imagen de actualidad, mejorar las habilidades de comunicación, recibir el feedback directo de cientos o miles de usuarios con propuestas de mejora, la mejora de percepción de los consumidores, el incremento de links hacia la web, etc. Por todo ello, el blog de empresa se muestra como una herramienta versátil y polivalente que debe formar parte del plan de marketing de toda empresa que quiera ganar presencia en la red.

Si estas interesado en conocer más sobre los blogs de empresa puedes hacerte GRATIS con el libro “El blog de Empresa clicando sobre el enlace.

Suscríbete gratis al blog para no perderte ningún artículo y, si te ha gustado, compártelo en tus redes.

A %d blogueros les gusta esto: