Encontrar guías o consejos para generar contenidos de valor suele ser la primera actividad de cualquier bloguero o bloguera novel.

Porque Internet ha abierto vías fácilmente accesibles para que podamos hacer circular ideas, conceptos, información, opiniones, etc.

De hecho, el problema suele ser el poder separar el grano de la paja.

Por ello, el principal reto que se le plantea a cualquier persona interesada en escribir un blog no es el de generar contenidos y publicarlos, sino el de generar contenido que aporte valor a sus lectores y que le permitan destacar de entre la multitud.

Afortunadamente, en este mundillo de la blogosfera no suele haber demasiados para compartir conocimientos y pensamientos con otros.

Así que hoy quiero compartir contigo una serie de consejos que he ido aprendiendo durante mi proceso de bloguero.

Escribe sobre temas que te gusten y/o sobre los que eres un verdadero especialista

Solo así podrás ponerle la pasión y el conocimiento que los demás necesitan y esperan encontrar en “ese artículo”.

Aporta soluciones a problemas que tú mismo has tenido o detectado

Si te has dado cuenta de una situación que puede ser mejorada es más que probable que a otras personas les haya pasado lo mismo. Mostrarles la forma en que solventaste la situación aportará valor a tu propuesta.

Investiga, lee, sigue a otros blogueros y tuiteros

El conocimiento está ahí fuera y tomarte el esfuerzo de localizarlo y condensarlo hará que tu contribución sea apreciada por tus lectores. Recuerda que “a copiar de uno se le llama plagio, mientras que a copiar de muchos se le llama investigación”.

Lleva siempre un cuaderno de notas contigo

Nunca sabes cuándo puede surgir una idea para un artículo. Anota inmediatamente las ideas que surjan, te sorprenderás de las cosas en las que eres capaz de fijarte durante el día y que olvidas a las pocas horas.

Escribe

De hecho, muchas ideas nuevas surgen durante la preparación de un artículo (desarrollar un aspecto concreto, otras aplicaciones, etc.).

Fíjate en a los comentarios de tus lectores y no sólo para agradecerlos

En ellos es fácil encontrar nuevos enfoques y pistas para futuros artículos.

Cocínalos a fuego lento

Aunque, algunas veces, un artículo de puede salir “perfecto” a la primera es bueno dejarlo madurar un rato. Olvídate de él y vuelve a revisarlo un poco más tarde.

Sintetiza

A menos que tu blog sea de carácter literario, resume la información que has encontrado. Tus lectores te lo agradecerán.

Establece tu “proceso creativo

Dedica un tiempo a la semana para generar ideas (brainstorming) y márcate un calendario de trabajo. Como decía Picasso  “que cuando la inspiración llegue te pille trabajando”.

Analiza

Fíjate en los artículos y temáticas más seguidos por tu comunidad, al fin y al cabo ellos y ellas tienen (casi) siempre la razón.

Sé meticuloso

Ve trabajando los artículos poco a poco, localiza información, compara con otros artículos similares, localiza sus puntos fuertes y débiles, dale un par de vueltas y, cuando sea razonablemente bueno, publícalo. No es tan importante ser el primero en tratar un tema como tratarlo bien, aportando verdadero valor a nuestros lectores.

Sé paciente

Salvo honrosas excepciones el “éxito” viene poco a poco, como consecuencia de un trabajo bien hecho y, como en todos los casos, la práctica lleva a la perfección.

¿Qué otros consejos has aprendido o descubierto?

Caught in the Fence por thorinside, en Flickr

Suscribete al blog

Únete a la comunidad y recibe las últimas novedades que te ayudarán a ser más efectivo en tu trabajo en Internet.

You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: