Aunque soy “abstemio funcional” (uno o dos “chupitos” al mes), y me gusta más el bourbon que el whiskey, debo reconocer que el último anuncio de Johnnie Walker me ha atrapado. Y lo ha hecho porque combina dos elementos esenciales del marketing digital en una combinación perfecta: El video y el storytelling.

Mientras que la publicidad clásica (outbound marketing) se basa en la interrupción, en colocar el mensaje de la marca en mitad de lo que está viendo o escuchando el público, el marketing de atracción o inbound marketing busca atraer al público hacia la marca con contenidos de alto valor.

Estos contenidos son importantes en todas las fases del “purchase funnel” o embudo de conversión, pero en la fase inicial son críticos pues de su impacto depende captar la atención de la mayor cantidad posible de visitantes.

Y en este punto, el vídeo y el storytelling son una combinación esencial. ¿Por qué?

Veamos algunas de sus características por separado.

 

 

Vídeo

El vídeo es fácil de consumir

La primera razón de su gran uso en el marketing digital es porque el vídeo es un producto que se consume con mucha facilidad.

No depende de nuestra habilidad lectora y la facilidad con la que el cerebro decodifica el mensaje visual es mucho mayor.

No hay necesidad de traducir los caracteres a conceptos y usar estos para construir imágenes mentales.

El vídeo nos muestra la imagen directamente y si combinas el impacto visual con una banda sonora que potencie el mensaje el resultado es demoledor.

Además, mucho de este vídeo está siendo consumido en viajes o en situaciones “de tránsito” y, aunque sea tirar piedras sobre este tejado, ¿has probado a leer un texto pequeño en la pantalla de un smartphone mientras el autobús o el metro te van sacudiendo?

El consumo de vídeo está creciendo

Esta mayor facilidad para su consumo, junto con las mayores velocidades de los accesos inalámbricos a internet está motivando ese incremento espectacular en el consumo de los vídeos, especialmente en dispositivos móviles.

Actualmente, más de la mitad del tráfico en internet es vídeo y el consumo de vídeo en dispositivos móviles ya representa más del 45% del total de consumo de vídeo. Y continúa creciendo a un ritmo vertiginoso.

De hecho, a finales de 2015 los jóvenes consumen más de 2 horas diarias de vídeos.

Otro ejemplo según el informe Ooyala del 3º trimestre de 2015 el consumo de vídeo móvil se ha incrementado en un 616% desde el 2012, un consumo más de 6 veces superior.

El vídeo se comparte más

La viralidad de tuits, artículos de blog y actualizaciones de redes sociales como Facebook o Google Plus que contienen vídeos supera en más del doble a aquellos que no los tienen. El vídeo provoca un impacto emocional muy superior y te hace ser mucho más proclive a compartirlo con tus contactos.

El vídeo posiciona mejor

Asimismo hemos de recordar que Youtube es el segundo buscador más usado y que Vimeo también se indexa muy bien, por lo que una buena redacción del texto y las etiquetas que acompañen al vídeo potenciará la viralidad y el posicionamiento del contenido.

Puedes ver más más datos en los informes de Ooyala sobre la evolución del vídeo en Internet.

Por todo ello, el vídeo se erige como una gran fuente de tráfico hacia nuestro sitio y nuestro embudo de conversión.

De hecho puede ser nuestra mayor fuente de tráfico hacia nuestro sitio web o nuestros canales sociales.

 

 

Storytelling

Si el vídeo funciona muy bien para atraer, el storytelling, algo por otra parte nada nuevo, es básico en la retención y en la creación de imagen de marca.

Tanto es así que está provocando un cambio tremendo en la forma de hacer publicidad.

Ya no se publicitan productos o servicios, se publicitan las emociones que generan, y esto impacta mucho más al público.

Las historias se comparten más

Ya he comentado en alguna ocasión que nuestro cerebro no está diseñado para almacenar datos, sino historias y relaciones.

De hecho, muchas de las técnicas de memorización se basan en crear historias que relacionen los datos que queremos memorizar.

Y por eso, porque las historias son más fáciles de recordar y, por ende, nos gustan más, es que somos más propensos a compartirlas.

Los valores y las experiencias se explican mejor con historias

Por otra parte, hay conceptos que se explican más fácilmente con ilustraciones o historias que con datos.

Por ejemplo valores como la lealtad, la amistad, la honestidad, etc., o experiencias como la alegría, la tristeza, etc., son terreno abonado al storytelling y se explican mucho mejor con una buena historia que los ejemplifique que con datos.

Las historias evocan emociones

Asimismo, las historias nos evocan emociones y sentimientos mucho más vívidos que los datos asépticos. Incluso si un dato frio lo pones en un contexto adecuado puede tener un impacto imborrable.

 

El vídeo y el storytelling son dos acciones fundamentales en cualquier acción de marketing online.

El vídeo por su gran impacto y el gran auge que está teniendo, y el storytellig por la gran implicación emocional que logra.

Y si ambas opciones por separado ya son caballos ganadores, ¡imagina el impacto que pueden tener juntas!

Para terminar aquí os dejo el vídeo que ha provocado este artículo, espero que lo disfrutéis (si esto lo ve alguien de Johnnie Walker, se admiten donaciones en especie 😉 )

 

 

 

 

¿Has probado esta combinación en alguna ocasión? ¿Nos cuentas los resultados?

Si te ha gustado, ayúdame a difundir el artículo compartiéndolo en tus redes y recuerda que puedes suscribirte gratis al blog para no perderte ningún artículo.

 

Foto de portada por Daniel Rocal en Flickr (CC)

 

 

Suscribete al blog

Únete a la comunidad y recibe las últimas novedades que te ayudarán a ser más efectivo en tu trabajo en Internet.

Únete a la comunidad, consigue todas las actualizaciones y recibe ofertas y contenidos solo para suscriptores.

newsletter by Mailrelay

Este sitio cumple con la normativa de privacidad de datos personales impuesta por la ley. Puedes obtener más información en este enlace.


You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: