¡Quiero ser el primero en Google! Si te dedicas al social media marketing, a la creación de webs o a la consultoría de marketing digital es más que seguro que has escuchado esto alguna vez. Y lo cierto es que se puede llegar a conseguir, pero la cuestión es ¿estás seguro de que quieres lograrlo

¿Seguro que quieres ser el primero?

Sí, no pongas esa cara. Conseguir estar en las primeras posiciones en Google es relativamente sencillo, y tienes dos vías para lograrlo SEM y SEO + contenidos. Si optas por la solución SEM solo tienes que seguir las siguientes pautas:

  • Determina las palabras claves que quieres posicionar.
  • Prepara unas landing pages optimizadas para dichas palabras clave.
  • Prepara una buena campaña de Google Adwords.

La segunda opción (SEO + contenidos) es bastante similar aunque requerirá algo más de paciencia y esfuerzo:

  • Determina las palabras claves que quieres posicionar.
  • Prepara una buena batería de contenidos optimizados para esas palabras clave.
  • Optimiza el SEO on-page y off-page de tu web.
  • Prepara una buena campaña de difusión de contenidos (redes sociales, prescriptores, etc.).

Ahora bien, imagina que ya has conseguido ser el nº 1 en las páginas de resultados (SERP) de Google. Tu target te está encontrando y las visitas se cuentan por miles cada día, pero permíteme una pregunta: ¿Qué es lo que están encontrando en tu web?

Porque si no tienes un objetivo claro y no has optimizado tu web para ese objetivo te puede ocurrir que tus “landing pages” se conviertan en “taking-off pages” y que todo el tráfico entrante salga disparado para nunca más volver.

¿Cuál es tu objetivo?

Por ello, antes de que traces, o mandes trazar, una sola línea del código de tu web o se escriba una sola palabra del texto tienes que tener muy claro lo que quieres que la web haga para ti: ¿Quieres utilizarla como herramienta de venta, mejorar tu reputación, incrementar tu notoriedad como marca, dar a conocer tu producto, etc.?

Imagínate una web para mejorar tus ventas sin una tienda virtual y sin un buen catálogo con tus productos, o una web para mejorar tu reputación dónde no hay una sola mención a tu política de Responsabilidad Social y en dónde sólo se hable de lo que has hecho para reducir el precio (deslocalizar, uso de productos no eco-friendly, etc.). Pues eso.

Además tienes que responder con claridad a otras preguntas, por ejemplo:

    • ¿Cuál es tu target? Jóvenes o adultos, con pareja o sin pareja, de que zona geográfica, etc. Imagina crear contenidos para jóvenes con pareja cuando quieres promocionar una web de citas, o no vendes o te vas a crear muchos enemigos.
    • ¿Cuáles son sus hábitos? ¿Les gusta el deporte, navegar por internet, salir después del trabajo, etc.? Presentar tus contenidos a montañistas cuando te dedicas a suministros náuticos puede no ser la mejor opción salvo que tengas un tremendo stock de cuerdas ( y tampoco sirven todas).
    • ¿Tienen una estética o lenguaje especial? Tienes que dirigirte a ellos con un lenguaje y una estética que entiendan y les atraiga. Imagina una web dedicada al mundo de los grupos góticos diseñada con una gama de colores dominada por el blanco, el verde, el amarillo y el fucsia o una web para niños con un sobrio diseño en negro y verde.
    • ¿Qué tipos de contenidos buscan? Diseñar una web basada en vídeos cuando se dirige a aficionados a la lectura puede no ser la mejor opción, al igual que incluir solo texto en una web de viajes o de moda puede ser un absoluto desastre.
    • ¿Qué dispositivos son los más usados para acceder a la web? Optimiza tu web para aquellos dispositivos más utilizados para acceder a tu sitio. Si es mayoritariamente desde dispositivos móviles considera la creación de una app.

Ahora sí

Si ya has evaluado los aspectos esenciales para tu web ahora sí que estás en condiciones de llamar a tu agencia: “¡Quiero ser el primero en Google!”, porque ahora sabrás qué debe contener tu web y cómo debes preparar tu mensaje. Tendrás las bases para convertir tu sitio web en un auténtico agujero negro virtual que atrape a todo el que le visite y que consiga los objetivos para los que fue diseñado. Eso sí, preparate para trabajar e invertir en tu estrategia.

¿Qué cuestiones tuviste en cuenta cuando diseñaste tu sitio web?

Si te ha gustado, ayúdame a difundir el artículo compartiéndolo en tus redes y recuerda que puedes suscribirte gratis al blog para no perderte ningún artículo.

 

Imagen por nasamarshall en Flickr

 

 

Suscribete al blog

Únete a la comunidad y recibe las últimas novedades que te ayudarán a ser más efectivo en tu trabajo en Internet.

Únete a la comunidad, consigue todas las actualizaciones y recibe ofertas y contenidos solo para suscriptores.

newsletter by Mailrelay

Este sitio cumple con la normativa de privacidad de datos personales impuesta por la ley. Puedes obtener más información en este enlace.


You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: