He de reconocer que hay mucho ingenio oculto. Hace poco, un cliente potencial se refirió a su propia página web reconociendo que más que una página web lo suyo era una lápida web.

En su caso no era para tanto, pero si lo piensas te das cuenta que tiene más razón que un santo.

Y es que hay una gran cantidad de empresas industriales cuyas páginas web en vez de ser su mejor expositor más bien parecen lápidas.

 

Grabado en piedra

El primer motivo por el que muchas web industriales parecen lápidas es que sus contenidos están ahí, inmutables, desde la noche de los tiempos.

Las crearon hace 5, 10 o 15 años y no se han vuelto a actualizar desde entonces.

Y si bien hay cuestiones, como los valores de la empresa, que necesitan poca actualización, hay otras que deben actualizarse casi permanentemente.

Porque en un mercado en el que la innovación, agilidad, la inmediatez y la adaptabilidad son los pilares de cualquier negocio, tener un sitio web que parece “grabado en piedra” no refleja nada de esto.

Tal pareciera que sus creadores pensaron en crear algo atemporal sin darse cuenta de que el mercado es dinámico.

Hay soluciones que servían ayer y que hoy ya no valen, y hay tecnologías que han quedado obsoletas.

Las necesidades de los clientes cambian, nosotros debemos cambiar con ellos y nuestra web debe mostrar dicha evolución.

 

Impenetrables

El segundo motivo que convierte a muchas webs empresariales en “lápidas” es que son absolutamente impenetrables.

Apenas hay forma de interactuar con ellas. Si acaso un formulario de contacto para que les solicites un presupuesto.

No hay deseo de relacionarse con los visitantes al margen de esto.

Cierto, la web está para vender, pero solo venderás a quien te vea como un proveedor confiable.

Para esto hace falta demostrar que tienes en cuenta las necesidades de tus clientes y que cumples.

¿Cómo?

Foros, chats, feeders de redes sociales, zona de comentarios, respuestas a los comentarios de los visitantes, etc.

Posibilidades hay muchas, sin embargo esas webs que actúan como lápidas no dejan ver lo que hay al otro lado y casi hace falta recurrir a algún tipo de “medium” para comunicarse con ellas .

 

Duras y frías como piedras

El tercer motivo por el podríamos hablar de “lapidas web” es que su contenido es absolutamente frío e impersonal.

“Estos son mis productos y estas mis condiciones”. Y punto.

Nada de utilizar un lenguaje profesional aunque cercano. Solo aportan datos y que cada uno interprete lo que que quiera.

Es como si en las webs de automóviles se limitaran a decir que sus coches tiene un motor y cuatro ruedas.

Se olvidan de que lo importante, que también, no son esos datos. Muchos de sus competidores podrán dar los mismos.

Lo verdaderamente importante es el porqué y el cómo de esos datos y de que forma todo ello beneficia a su cliente y, en qué medida, te hace único para el cliente.

 

Ocultan “difuntos”

El cuarto motivo es que, probablemente, esa “lapida web” es el reflejo de una organización que está agonizando, bien porque el día a día les supera, bien porque ya no tienen fuerzas para intentar algo nuevo, o bien por temor a salir de la zona de confort.

El problema es que si no dejan de mirar atrás o de pensar “¿Para qué la web? ¡Nunca ha funcionado!” van a ser rebasados por otros competidores cuya única ventaja competitiva es que supieron conectar mejor con su público.

El resultado será una web que solo podrás encontrar en archive.org porque terminará desapareciendo.

 

Conclusión

Así que ¡dejate de lápidas y esquelas!

Trabaja tu web de empresa para que se convierta en la mejor expresión de tus ganas de ir adelante y hacer las cosas bien.

Tu web tiene que mostrar todo lo que sois capaces de hacer y tiene que conseguir que vuestros clientes se sientan parte de ese proyecto.

Tu web de empresa tiene que ser un lugar al que tus clientes quieran volver, aunque no te necesiten en ese momento.

 

P.D.

Sí, ya sé que hubiera sido más propio publicarlo en la noche de Halloween, la cuestión es que me temo que muchas de las empresas que aún tiene esas “lápidas web” no aguantarán tanto.

 

¿Conóces alguna “lápida web”? Dínoslo en los comentarios (y diles que me llamen;-))

 

 

¡Anímate y contacta conmigo ahora!

Descubrirás todo lo que tu negocio puede mejorar con el Marketing Digital (y sin ningún compromiso).

 

Si te ha parecido interesante ¿me ayudas compartiéndolo en tus redes sociales? Muchas gracias.

 

Derechos de imagen de Shutterstock

 

 

Suscribete al blog

Únete a la comunidad y recibe las últimas novedades que te ayudarán a ser más efectivo en tu trabajo en Internet.

Únete a la comunidad, consigue todas las actualizaciones y recibe ofertas y contenidos solo para suscriptores.

newsletter by Mailrelay

Este sitio cumple con la normativa de privacidad de datos personales impuesta por la ley. Puedes obtener más información en este enlace.


You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: