Tiempo atrás estuve disfrutando de la jornada “El Internet de las Cosas” en San Sebastián, y creo que una frase de Javier Sirvient () resume perfectamente lo que vimos: “Mucho de lo que consideramos ciencia ficción ya es pasado“.

En esta jornada, organizada por la Cámara de comercio y la Diputación Foral de Gipuzkoa y el Gobierno Vasco, estuvimos viendo que cuestiones que nos parecen el no va más del márketing (remarketing, publicidad contextual, e-beacons, marketing geolocalizado…) están siendo sobrepasadas por otras que ya están aquí y que dejan en mantillas a las anteriores.

Así, ya tenemos en marcha sistemas de reconocimiento facial y volumétrico que identifican la edad, sexo y número de las personas que se encuentran circulando por un determinado lugar y adaptan la publicidad exterior o interior a dichas variables, o probadores virtuales en los que comprobar cómo te quedaría la ropa que estás viendo sin necesidad de probártela.

Dispositivos “wearables” que comprueban tu estado de salud y apps que te recomiendan que te muevas un poco, si llevas mucho tiempo sentado, y que pueden enlazar con sistemas de recomendación de rutas para que pasees un poco y, de paso, incluir determinado comercio en la ruta para adquirir algo que tienes en tu lista de compra o sistemas que comprueban tu nivel de glucosa y, si está bajo, te sugieren lugares dónde tomar algo y dónde, además, te puedes encontrar con amigos.

Incluso el paradigma SO-LO-MO (social, local y móvil) está evolucionando en SO-CO-MO (social, contextual y móvil). Y es que presentar ofertas de comercios cercanos lanzando mensajes indiscriminados a todo el que esté aproximándose a ellos basándose solo en geolocalización acaba cansando a tu target. En vez de ello, se evalúan los hábitos de cada posible cliente y se presentan las ofertas más adecuadas en función de los mismos.

Ya no importa el medio, importa el target, y los mensajes se han de adaptar en función de este, porque con consumidores más informados que nunca si no identificamos sus necesidades estaremos perdiendo el tren.

Y es que con más de 1.700 millones de smartphones conectados en el mundo, con casi 50.000 millones de dispositivos conectados a la red en 2020 y con bastante más de 3.000 millones de búsquedas diarias en Google, no ver que el marketing digital ya debe formar parte del presente del marketing de las empresas es estar completamente ciego.

¿Aprovechas las herramientas de marketing digital para tu empresa?

Si te ha gustado, ayúdame a difundir el artículo compartiéndolo en tus redes y recuerda que puedes suscribirte gratis al blog para no perderte ningún artículo.

 

Foto por James Vaughan en Flickr (CC)

 

 

 

Suscribete al blog

Únete a la comunidad y recibe las últimas novedades que te ayudarán a ser más efectivo en tu trabajo en Internet.

You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: