Como recordaréis, hace unas semanas os hablaba del “asuntillo” del Safe Harbour y de los problemas que la gestión de la base de datos de email marketing nos podía generar con la Agencia de Protección de Datos y que hay que arreglar para el 29 de enero.

Pues bien, ya me he puesto manos a la obra y, por fin, está realizada la migración de proveedor.

Para ello, al final me he decantado por el servicio, en el que trabaja mi colega José Argudo, de Mail Relay  que, además de cumplir con la legislación europea de protección de datos (los servidores están en España) y tener un servicio técnico muy profesional, te ofrece una interesante oferta de 6 meses gratis al migrar desde Mailchimp y la mejor cuenta gratuita.

Como os comenté, me había programado el cambio para hacerlo a finales de diciembre.

Iba a aprovechar el parón que suelo hacer en Navidad en las publicaciones del blog para hacer la migración

También había planificado una reestructuración completa del sitio web con el fin de favorecer la usabilidad (y la indexación, para que vamos a negarlo), y esto último si que ha supuesto una auténtica locura.

Se me ocurrió empezar por esto último, así que me puse a realizar cambios en los permalink, modificación del robots.txt, redireccionamientos 301, re-indexar en Google Webmaster tools, cambios en la estructura de temas, tags y páginas así como actualizaciones de algunos artículos.

En fin, como os he dicho una auténtica locura que me ha retrasado, y mucho, la migración.

Con esta experiencia previa me dispuse a meterme con el proceso de migración, y debo reconocer que emprendí este proceso con bastante estrés.

Piensa que ambos dashboards son distintos, que llevaba bastante tiempo con Mailchimp, y que temía que tanto la transferencia como la curva de aprendizaje del sistema de MailRelay fueran complejas.

Porque lo cierto es que no es lo mismo empezar a trastear con un servicio cuando apenas tienes unas pocas decenas de suscriptores que cuando tienes que hacer una migración con un buen número de suscriptores y no puedes parar el servicio ni arriesgarte a perder suscriptores por el camino (y más cuando ha estado parado durante las Navidades).

Sin embargo, el traspaso de Mailchimp a MailRelay ha sido bastante más rápido y sencillo de lo esperado y en apenas una hora ya estaba hecho.

Luego un rato más de pruebas para la reconfiguración del plugin de Sumome (con un nuevo procedimiento recién desarrollado por la gente de MailRelay) y 20 minutos adicionales para instalar y configurar el plugin para WordPress y modificar la web.

Y ya estaba listo para volver a trabajar.

Ahora toca tirar de los manuales de apoyo (que puedes ver aquí) y de la paciente y profesional gente del servicio técnico para terminar de afinar un poco la configuración y el diseño (lo siento José, pero vais a tener ampliar la plantilla durante un par de días). 😉

Así que si aún no has actualizado tu servicio de proveedor de email marketing te queda muy poco tiempo para ello. El tema acaba el 29 de enero (luego ya veremos que pasa).

Y si tienes alguna duda ni se te ocurra contactar conmigo 😉 . Llámales a ellos, que saben bastante más (incluso para la cuenta gratuita).

En mi caso, ya solo me queda notificar el cambio de proveedor a la Agencia de Protección de Datos, y me temo que esto va a ser otra odisea.

Nos vemos.

 

¿Te ha parecido interesante? Te estaré muy agradecido si me ayudas a difundir el artículo y recuerda suscribirte gratis al blog para no perderte ningún artículo (tu correo estará seguro conmigo).

Y si quieres descubrir más sobre las posibilidades del marketing digital para tu negocio puedes contactar conmigo sin ningún compromiso.

 

Imagen de cabecera cortesía de Sean McEntee en Flickr (CC)

Suscribete al blog

Únete a la comunidad y recibe las últimas novedades que te ayudarán a ser más efectivo en tu trabajo en Internet.

You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: