Como en casi toda red que se precie, Linkedin también tiene un sistema de moderación de publicaciones en grupos o, mejor dicho, tiene dos. Uno es el sistema manual clásico en el que el moderador del grupo determina la pertinencia de una publicación y el otro es un sistema automático establecido por el propio sistema. Veamos un poco más de ellos.

Características generales

Como ya he comentado, la moderación en Linkedin funciona, básicamente, como cualquier otro sistema, aunque tiene unas características un tanto particulares:

  • Solo afecta a las publicaciones en grupos, no en tu timeline.
  • Si caes en moderación en un grupo caes en moderación en todos los grupos, tanto para publicar nuevos artículos como comentarios.
  • Cuando esto ocurre estarás bajo vigilancia entre un par de días y un par de semanas.
  • Cuando una publicación tuya es marcada como inapropiada no sabrás ni cual es ni en qué grupo ha sido marcada. Incluso puedes estar siendo moderado durante un período y no sabrás si es por una publicación o por varias consecutivas.

Según Linkedin esto se hace para salvaguardar la intimidad de los demás usuarios, pero te deja sin la posibilidad de conocer dónde se ha producido el incidente para poder corregirlo. La única alternativa que tienes es ir grupo por grupo preguntando al administrador si la marca ha ocurrido en su grupo (siempre que lo haya hecho él o ella) para poner las medidas oportunas y poder evitarlo en un futuro.

La única pista que te puede dar el sistema es la barra de nivel de influencia que aparece a la derecha en cada grupo. Si es muy baja es indicativo de que tus publicaciones no tienen interés para el grupo o de que, incluso, están recibiendo marcas de inapropiadas por parte de otros usuarios.

Por otra parte, mientras Linkedin te mantenga en esta situación la indicación de “necesita moderación” prevalece en todos los grupos, aunque hubieses estado marcado como usuario “autorizado para publicar” o que en el grupo el administrador haya indicado que están “autorizadas todas las publicaciones“.

Sistema manual de moderación

El sistema manual es similar al de cualquier otra red y será el administrador quien decida la configuración que hace del mismo. Para ello tiene dos vías principales, las opciones generales para el grupo y las opciones particulares para miembros.

Opciones generales para el grupo

En este apartado se establecen las condiciones generales para los miembros del grupo así como las condiciones generales para aquellos que no sean miembros del grupo.

En el caso de los miembros las opciones son:

  • Publicaciones permitidas (debates, promociones, empleos y comentarios).
  • Publicaciones permitidas sólo de promociones, empleos y comentarios. Todo lo demás debe ser enviado a revisión.
  • Publicaciones permitidas sólo de empleos y comentarios. Todo lo demás debe ser enviado a revisión.
  • Publicaciones permitidas sólo de comentarios. Todo lo demás debe ser enviado a revisión.
  • Enviar todo para su autorización.

En el caso del resto de usuarios de Linkedin las opciones disponibles son:

  • Publicaciones permitidas de comentarios. Los debates deben ser enviados para su autorización.
  • Enviar tanto comentarios como debates para su autorización.
  • Enviar sólo comentarios para su autorización (debates no permitidos).
  • Contribuciones no permitidas.

Opciones particulares para miembros

En este apartado se establecen las condiciones particulares para cada uno de los miembros. Las opciones disponibles son:

  • Predeterminado.
  • Autorizado para publicar.
  • Necesita moderación.

Sistema automático de moderación

Para evitar que el spam, contenidos de baja calidad o contenidos inadecuados corran por los grupos, Linkedin tiene activo un sistema que analiza los resultados conseguidos por las distintas publicaciones.

Así, si el contenido recibe recomendaciones o es compartido el sistema determina que es interesante, pero si una publicación no recibe ningún tipo de respaldo positivo, recibe marcas de inadecuado por algún usuario o es movida de “debates” a otra carpeta (como “promoción” o “empleo”) por un administrador, el sistema puede determinar que el contenido es inapropiado o de baja calidad y, si es reiterado, colocar al usuario en cola de moderación.

Acuérdate de revisar tu nivel de influencia en cada grupo para evitar caer en esta situación.

Conclusión

El sistema de moderación de publicaciones en Linkedin es un tanto particular, aunque también estamos ante una red un tanto peculiar, dado que el perfil profesional de los miembros es poco proclive a aceptar pérdidas de tiempo.

Así que para evitar problemas procura ceñirte a la temática de los grupos en los que participes, comparte contenidos de calidad y si, a pesar de todo, caes bajo moderación solo te puedo recomendar paciencia, analizar la situación y comentarlo con los administradores. Aunque creo que no estaría de más que Linkedin, cuanto menos, indicase cual ha sido la publicación que ha disparado la moderación.

¿Te ha ocurrido alguna vez?

Me gustaría que nos dejes tus opiniones o comentarios, también puedes suscribirte gratis al blog para no perderte ningún artículo y, si te ha gustado, ayúdame a difundirlo compartiéndolo en tus redes.

 

Foto por Morten Oddvik en Flickr (CC)

 

 

Suscribete al blog

Únete a la comunidad y recibe las últimas novedades que te ayudarán a ser más efectivo en tu trabajo en Internet.

You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: