Las imágenes son un aspecto esencial en el diseño de cualquier artículo en un blog. Nos permiten apoyar visual y emocionalmente el contenido, nos permiten dar espacio o volumen al diseño del post y son un apoyo interesante al SEO del mismo. Unas buenas imágenes marcarán una diferencia esencial en el impacto del blog, por ello hay algunos aspectos que debes tener en cuenta.

Tamaño

La velocidad de carga de una web tiene una influencia directa en la captación o pérdida de visitantes.

Por cada segundo que tarda en cargar una web pierdes el 10% de los visitantes, por ello debes optimizar el tamaño (en Kb) de tus imágenes.

Por otra parte, una imagen demasiado pequeña (en px) tampoco conseguirá impactar ni aportar lo mejor de ella a tu artículo.

Mi recomendación es utilizar una imagen principal en el artículo de, al menos, 600×450 px y que la optimices para su visualización en web con alguno de los muchos programas que hay para ello en línea (o como aplicación de escritorio).

 

Número

Por la misma razón que antes procura utilizar el mínimo número de imágenes posible.

Recuerda que todo lo que coloques en tu artículo debe aportar valor al visitante y si una imagen o un párrafo no aportan nada es mejor que los quites de tu blog.

Mejorará tu artículo, el concepto que tu comunidad tiene de ti y mejorará hasta tu SEO.

 

Calidad

No hay una segunda oportunidad para una buena primera impresión, y lo primero que se va a ver de tu artículo es la imagen principal.

Usa imágenes de calidad, nítidas, y con la definición suficiente para verse bien.

Esto transmitirá una primera impresión de calidad y profesionalidad que incrementará las posibilidades de que el visitante se convierta en lector e, incluso, tenga una mejor valoración de tu contenido.

 

Blanco y negro o color

Una discusión muy típica entre fotógrafos es el uso de imágenes en color o en blanco y negro. Cada una tiene sus virtudes.

El color es mucho más impactante y atrae con más facilidad. Es ideal para transmitir emociones alegres, para ilustrar eventos o para transmitir información muy compleja.

El blanco y negro es más dramático y mucho más apropiado para transmitir sentimientos muy intensos o íntimos (tristeza, melancolía, violencia, etc.)

Aunque, y aquí viene mi lado de consultor (y fotógrafo amateur), hay grandes fotos en color muy dramáticas y fotos en blanco y negro llenas de matices.

Así que escoge aquellas que mejor representen el sentimiento general que desees transmitir o el aspecto que quieras destacar.

 

Vertical u horizontal

Nuevamente, cada una de las opciones tiene sus indicaciones.

Las imágenes verticales suelen transmitir sensaciones de inestabilidad y dinamismo.

Esto es debido a que la visión humana está más optimizada para el movimiento horizontal que para el vertical. Son muy interesantes para presentar detalles.

Las imágenes horizontales transmiten mayor sensación de estabilidad y al aprovechar el formato natural de la visión humana son más cómodas de ver.

Ideales para presentar aspectos generales y para imágenes de cabecera.

 

Responsive

Un aspecto en el que Google está poniendo especial énfasis es en el de la “portabilidad” de los contenidos a los diferentes formatos de pantalla, por lo que es especialmente importante que tengas esto en cuenta a la hora de elegir un tema para tu blog.

Sí o sí tu tema debe ser responsive, pero ten cuidado porque a pesar de utilizar un tema responsive las imágenes de tus artículos puede que no se adapten.

Hace unos días, al revisar mis Google Webmaster Tools me di cuenta de que tenía un mensaje de error en la sección “smartphone”: 156 páginas presentaban problemas porque las imágenes no se ajustaban al tamaño de la pantalla.

Mi tema es responsive y la home se adapta perfectamente, sin embargo las imágenes de los artículos no.

El problema estaba en que al insertar una imagen en el texto esta es responsive, pero si le insertas un texto usando la opción “caption” que te aparece al hacer clic sobre la imagen y editarla entonces le asigna un tamaño de imagen fija para poder colocar el “caption” en su sitio.

En cualquier caso, la solución es sencilla: inserta la imagen y añade el pie de foto como una línea más de texto (cuando escribí esto ya solo me quedaban por revisar y corregir 153 🙁 ).

 

Personalmente dedico mucho tiempo para elegir una buena imagen (a veces más de lo que me ha costado el artículo), por lo que espero que las disfrutéis tanto como yo.

 

¿Te ha parecido interesante? Si es así te estaré muy agradecido si me ayudas a difundir el artículo y recuerda suscribirte gratis al blog para no perderte ningún artículo (tu correo estará seguro conmigo).

Si quieres saber más sobre las posibilidades del marketing digital puedes contactar conmigo sin ningún compromiso.

Nos vemos.

 

Descubre conmigo las posibilidades del Marketing Online

  

Imagen por lauren rushing en Flickr (CC)

Suscribete al blog

Únete a la comunidad y recibe las últimas novedades que te ayudarán a ser más efectivo en tu trabajo en Internet.

Únete a la comunidad, consigue todas las actualizaciones y recibe ofertas y contenidos solo para suscriptores.

newsletter by Mailrelay

Este sitio cumple con la normativa de privacidad de datos personales impuesta por la ley. Puedes obtener más información en este enlace.


You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: