Entiendo que ante la pregunta de si tu web es SEO friendly muchos se sientan tentados a pensar “¡Eso lo serás tú!  Si este es tu caso, sigue leyendo y verás que es eso de una web SEO friendly y cómo esto ayudará a tu negocio.

Definición de “Web SEO Friendly”

Una web amigable u optimizada para el SEO es una web que cumple con unos requisitos en cuanto a contenidos, programación y diseño que favorecen la indexación, por parte de los buscadores, del contenido y de las palabras claves de cada una de las páginas o artículos del blog y su posicionamiento como artículos de referencia.

Con ello conseguimos que la web gane presencia en los resultados de los buscadores y que se posicione mucho mejor en las palabras clave que sean de interés para tu negocio o marca, con el consiguiente incremento de reputación, notoriedad y presencia en la red.

Pero esto no significa que conseguir una web o página “SEO friendly” suponga diseñar tus páginas solo para los buscadores, porque estos son, cada vez, más inteligentes en sus algoritmos de búsqueda y las analizan como si de un ser humano se tratara.

Por ello,  muchas de las técnicas que nos van a ayudar a desarrollar una web SEO friendly no están orientadas a facilitar su lectura al buscador, sino a la persona que va a leer el artículo o página.

Optimización de los contenidos

El primer aspecto a considerar para conseguir que nuestra web esté optimizada para el SEO, es el de la optimización de los contenidos. Con ello lo que conseguimos es mejorar la determinación de las palabras clave de cada una de las páginas de la web y ayudar a precisar, con claridad, el objetivo de cada una de ellas.

Ahora bien, recuerda siempre que el contenido es el rey, por lo que antes de aplicar ninguna técnica para hacer tu web SEO friendly asegúrate de haber creado un buen contenido para compartir.

Palabras clave

Lo ideal es que cada página o artículo esté dedicada a una sola idea y que, por tanto, las palabras o frases clave incluidas estén directamente relacionadas con dicha idea. Céntrate en unas pocas palabras clave en cada una de ellas e introdúcelas, de forma natural, en el título, en los subtítulos y en el texto.

Y reitero lo de “forma natural” así que no las intentes colocar de forma forzada en cada línea y recuerda usar sinónimos de cada una de ellas. El objetivo no es repetir las palabras claves más que nadie, sino resaltar la idea central de la página o artículo.

Estructuración de los textos

Estructurar bien el contenido ayudará al lector, y con ello al buscador, a determinar el sentido del texto y facilitará su lectura. Por ello:

  • Sigue un desarrollo lógico.
  • Estructura el contenido en párrafos cortos.
  • Usa subtítulos.
  • Usa listas como esta.
  • Resalta las frases importantes con negritas o cursivas

Enlaces internos

Si en una página tratas de forma tangencial un tema que se desarrolla mucho mejor en otra página o artículo tuyo, colocar un enlace a dichas páginas le dice a tu lector ( y al buscador) que esa página enlazada es importante, por lo que es muy útil para que ambos la tengan en cuenta.

Añade imágenes

Las imágenes no sólo tienen un sentido estético, sino que ayudan a hacer los contenidos más fáciles de leer y resaltan la idea central de tu página. Asimismo, y si están bien elegidos los nombres, ayudarán a posicionar dicha idea en las búsquedas.

Contenido actualizado

Una web con contenidos actualizados con frecuencia es una web que genera interés, tanto en los visitantes como en los buscadores. Ello facilita que ambos regresen en busca de nuevos contenidos.

Además, una web actualizada con frecuencia demuestra que existe interés en aportar contenidos y que es un proyecto con voluntad de continuidad, por lo que es más tenida en cuenta que otra que se actualiza muy de tarde en tarde.

Optimización del código

El segundo aspecto a considerar para realizar una web SEO friendly es el de la optimización del código de programación de la web. El objetivo es tanto el de facilitar una carga rápida de la web como el de ayudar al buscador a confirmar la coherencia entre el contenido real y el contenido declarado en el código.

Con ello conseguimos incrementar la certeza del buscador y mejorar la experiencia de navegación del visitante de la web.

Meta tags

Aunque cada vez tienen menos peso, eso no quiere decir que no tengan ninguno. Por ello es importante cuidar los datos introducidos en las meta description, en las meta keywords y en el Title.

Estos deben ser coherentes con el contenido de cada página y hay que procurar que sean únicos en cada una de ellas.

Etiquetas ALT

Ya hemos mencionado antes el uso de las imágenes como elemento enriquecedor de los contenidos, pero es que además puede ayudar, y mucho, a la hora de optimizar una página para el SEO y esto lo logramos a través del uso de los atributos “ALT” y “TITLE“para indexarlas.

Siempre que coloques una imagen asígnale un título y un “alt” que contengan las palabras clave de la página o artículo en la que se encuentren. Con ello consigues afirmar la coherencia de los contenidos y permite que las imágenes también se posicionen bien en las búsquedas, con lo que ganarás, nuevamente, en notoriedad en las mismas.

URLs amigables

Aunque parezca tener poca incidencia en el SEO, el uso de urls del tipo “url.xx/titulo-del-articulo” es más fácil de recordar por el visitante que otra del tipo “url.xx/?p=85“, ya que relaciona el enlace con el contenido, y aunque esto no es aplicable a los buscadores sí que es cierto que confirma, una vez más, la coherencia entre el contenido y las palabras clave.

Distribución del código

Este es un tema en el que el orden de factores sí afecta al resultado obtenido. Un código bien distribuido en la página ayudará a que esta cargue de forma más rápida en el navegador, por lo que colocar los contenidos al principio y el resto de código al final favorecerá que los buscadores consideren la web como de mayor calidad y, por lo tanto, la premien subiéndola en los resultados.

Enlázala con los buscadores

Coloca códigos de verificación de los diferentes buscadores (Google o Bing webmasters tools). Esto permitirá certificar la autoría y mostrar que es una web en la que existe interés.

Optimización del diseño

El tercer aspecto a considerar para obtener una web SEO friendly es el de la optimización del diseño de las mismas. Con ello conseguirás hacerlas más atractivas para los visitantes, más fáciles de navegar y más accesibles, todo lo cual redundará en una mejor valoración por parte de los visitantes y de los buscadores. Algunas de los aspectos a considerar son:

Diseño responsive

Las webs ya no pueden ser realizadas teniendo en mente una determinada resolución de pantalla, sino que va a ser visualizada a través de una pléyade de dispositivos con diferentes resoluciones de visualización. Por ello es esencial que tu diseño se adapte a cada uno de ellos de forma automática.

Esto es algo que tanto los visitantes como los buscadores van a valorar mucho a la hora de volver a tu web o de clasificarla dentro de sus webs de referencia para ese tema en concreto.

Huye del “Flash”

Asimismo, recuerda que los equipos móviles de Apple, y muchos Android, no reproducen las aplicaciones realizadas con tecnología “flash”. Por si fuera poco, los contenidos en flash no son indexables por los buscadores, por lo que debes evitarlas.

Crea un sitemap

Un buen sitemap de tu web ayudará a los buscadores a tener una idea exacta del tamaño y contenidos de tu web y le permitirá analizarla con mayor detalle. Asimismo el sitemap puede ser útil a tu visitante para localizar una determinada página o visualizar mejor la estructura de tu web.

Enlaza todas tus páginas

Evita dejar páginas ocultas en tu web. Esto es algo que gusta poco tanto a tus visitantes como a los buscadores.

Instala botones para compartir en redes sociales

Recuerda colocar botones sociales que faciliten a tus visitantes compartir los contenidos en sus redes sociales. Con ello conseguirás mayor difusión y notoriedad y será muy apreciado por los buscadores a la hora de valorar tus contenidos.

Instala algún plugin de SEO

Por último, si utilizas WordPress como CMS de tu sitio web también debes considerar la instalación de algún buen plugin de SEO como Yoast o All-in-1. Te aportarán mucha ayuda a la hora, por ejemplo, de crear sitemaps, modificar los snippets que presentará Google en los resultados o de darte pistas sobre cuestiones que podrías mejorar en la estructura del artículo.

Conclusión

Ahora ya tienes un poco más claro que es eso de una “web optimizada para SEO” o “SEO Friendly” y por qué es un aspecto esencial que debes contemplar cuando te propongas diseñar o rediseñar una web o blog para tu negocio o marca personal. Si te queda alguna duda recuerda que me tienes a tu disposición para ayudarte a resolverlas.

¿Has aplicado algunas de estas técnicas en tu web? ¿Qué resultados has obtenido?

Si te ha gustado, ayúdame a difundir el artículo compartiéndolo en tus redes y si no quieres perderte ningún artículo puedes suscribirte gratis al blog.

 

Foto por Vasco Solutions en Flickr (CC)

 

Suscribete al blog

Únete a la comunidad y recibe las últimas novedades que te ayudarán a ser más efectivo en tu trabajo en Internet.

Únete a la comunidad, consigue todas las actualizaciones y recibe ofertas y contenidos solo para suscriptores.

newsletter by Mailrelay

Este sitio cumple con la normativa de privacidad de datos personales impuesta por la ley. Puedes obtener más información en este enlace.


You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: