En cierta ocasión me dijo un veterinario: “Si quieres saber cuál es mejor lugar de tu casa en cada momento del día busca a tu gato, estará allí”. Pues bien, tu cliente es como un gato, estará allí donde le sea más cómodo o sencillo estar y si quieres que ese lugar sea tu web debes utilizar el marketing de atracción y proveerle un entorno y unos contenidos que le hagan sentirse cómodo en ella.

El territorio

Al contrario que los perros, es el gato el que adopta a su dueño. Esto implica que “tolera” que te inmiscuyas en su territorio y que estés en el, siempre que no le molestes demasiado. Y como el territorio es suyo él se moverá con absoluta libertad por sus dominios y buscará el lugar en el que se encuentre más cómodo en cada momento.

De igual forma, y aunque tu web es tuya, es tu cliente quien te “adopta” como proveedor y se moverá por tu web como considere más cómodo y sencillo para él y no como a ti te gustaría que lo hiciese.

Por ello, es esencial que conozcas muy bien sus necesidades de forma que puedas anticiparte a ellas y diseñar tus contenidos de forma que él avance por ellos de buena gana, porque se siente cómodo y le gusta lo que está encontrando.

De este modo, creando contenidos adecuados a su estado en el embudo de conversión y a sus necesidades o inquietudes es más probable que vuelva y que sus reticencias sean vencidas.

Estos contenidos incluyen presentaciones generales de tus soluciones, listas de beneficios que aportan, manuales de uso, trucos, ofertas puntuales, etc. Todo de forma clara y bien articulada, para que tu cliente se encuentre cómodo y seguro y se anime a investigar un poco más.

La seguridad

Salvo honrosas excepciones, los gatos tienden a ser unos animales bastante suspicaces. Esto implica que cualquier cambio brusco o imprevisto les desagrada sobremanera.

Del mismo modo, a los clientes o visitantes de nuestras webs tampoco les gusta ser molestados cuando está navegando o consultando por ellas, salvo que la interrupción aporte valor a su navegación, por ello, ten cuidado con los plugins que interceptan la navegación.

Este tipo de plugins son excelentes para conseguir suscriptores, o promocionar un evento o solución, pero procura no ser demasiado insistente y aporta siempre algo de valor en ellos (un artículo relacionado, una suscripción con regalo, etc.). Porque interrumpir continuamente la navegación lo único que va a provocar es cansancio en tu visitante y que acabe por marcharse, o por volver en contadas ocasiones y solo cuando la molestia merezca la pena. Así que úsalos, pero asegúrate de no ser pesado en exceso.

La rutina

Una de las cosas que les encanta a los gatos es mantener una rutina más menos estable. Levantarse a determinada hora, comer a determinada hora, jugar a determinada hora… Les encanta hacer las cosas “cuando toca”. Pues bien, tus clientes también suelen seguir una rutina más o menos estable a lo largo del día y les gusta poder encontrarte de forma adecuada a cada uno de sus “estados”.

Así, en los desplazamientos lo vas a encontrar navegando desde el smartphone, revisando sus mensajes o viendo algún vídeo corto. En los momentos de trabajo estará ante el ordenador, revisando el correo o haciendo alguna búsqueda y en los momentos de descanso es probable que se encuentre ante una tablet viendo alguna película, haciendo alguna compra o navegando por los blogs o periódicos digitales.

De igual modo, algunos se encontrarán más cómodos en unas determinadas redes sociales que en otras y viceversa, por lo que si deseas que tu cliente venga a ti tendrás que conocerle y preparar contenidos adecuados para esos momentos del día.

Así, además de tener contenidos variados tendrás que preparar también formatos variados que sean atractivos y útiles para cada uno de esos momentos del día o para cada una de las redes sociales en las que se mueva tu target.

La recompensa

Cuando un gato se encuentra en un entorno cómodo y confía en su dueño “adoptado” no es infrecuente que, cuando él quiera (para eso es un ser independiente), vaya donde ese dueño se suba a su regazo y se ponga ahí a dormir ronroneando. Del mismo modo, si tu visitante encuentra un entorno que le transmite confianza y en el que se siente cómodo, es muy probable que, cuando él lo necesite, se acerque y adquiera algunas de sus soluciones.

Cuando esto ocurra es cuando sabrás que estás haciendo bien todo el trabajo, y si repite o te recomienda entonces tendrás la certeza de tener también una buena solución.

 

¿Te ha parecido interesante? Si es así te estaré muy agradecido si me ayudas a difundir el artículo y recuerda suscribirte gratis al blog para no perderte ningún artículo (tu correo estará seguro conmigo).

Si quieres saber más sobre las posibilidades del marketing digital puedes contactar conmigo sin ningún compromiso.

Nos vemos.

 

Descubre conmigo las posibilidades del Marketing Online

 

Imagen por Flo en Flickr (CC)

 

Suscribete al blog

Únete a la comunidad y recibe las últimas novedades que te ayudarán a ser más efectivo en tu trabajo en Internet.

Únete a la comunidad, consigue todas las actualizaciones y recibe ofertas y contenidos solo para suscriptores.

newsletter by Mailrelay

Este sitio cumple con la normativa de privacidad de datos personales impuesta por la ley. Puedes obtener más información en este enlace.


You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: