¿Alguna vez te ha fallado el ordenador (sistema operativo o hardware) y has perdido el trabajo de días, meses o años de manera irremisible? Hace unos días me pasó a mi pero, gracias a Dios, tenía un buen sistema de respaldo. Así que en este artículo te mostraré 3 acciones indispensables que te ayudarán a paliar las consecuencias de un fallo catastrófico y 2 más que te ayudarán a prevenirlos.

Porque del mismo modo que dicen que hay dos tipos de motorista, los que se han caído y los que se van a caer, la posibilidad de que un equipo nos falle por problemas con el suministro eléctrico, un virus, una página web maliciosa, un disco duro que se deteriora, un fichero del sistema que se corrompe, etc. no es cuestión de si nos puede pasar, sino de cuando nos va a pasar, así que vamos con ello.

Particiona tu disco duro

El primer punto es muy útil en caso de que solo dispongas de un disco duro en tu ordenador: particiona el disco duro. Esto consiste en “dividir” tu disco duro físico de manera que en el gestor de archivos veas dos o más unidades.

Así, en una partición o división del disco podrás instalar el sistema operativo y los programas de escritorio que necesites para tu trabajo y la otra partición la reservas para los ficheros. También puedes cambiar la configuración del gestor de correo para que la carpeta de los archivos se encuentre en esta partición, así como las carpetas predeterminadas, para ficheros creados, de los programas que tengas instalados.

Con esta acción conseguirás varios beneficios muy interesantes:

  • Evitarás perder datos en caso de tener que reinstalar el sistema operativo ya que solo reformatearás la partición de los programas y la de los datos permanecerá inalterada.
  • En caso de hacer copias de seguridad puedes establecer periodicidades diferentes para cada una de las secciones por lo que los tamaños de los backups y los tiempos de trabajo serán mucho menores.

Incluso podrías hacer una partición para datos especialmente interesantes o que se actualizan con regularidad para establecer políticas excepcionales de salvaguarda. Eso sí, recuerda que no podrás crear más de cuatro particiones por disco físico.

Para efectuar esta tarea puedes utilizar aplicaciones profesionales como Paragon Partition Manager (muy recomendable) o las propias aplicaciones de Windows (te dejo un vídeo donde se explica su uso) o Mac OS (Ver aquí)

 

 

Cuanto antes hagas esta operación tras la compra o instalación de un disco duro más fácil y cómoda resultará la operación y si no te atreves vete a un buen profesional y que te lo haga. Los beneficios superan, con mucho, el coste.

Evidentemente, si en vez de particionar utilizas dos disco físicos mejor. En este caso, ya sería para nota que para el sistema operativo y los datos más frecuentes instalases un disco SSD, la velocidad es impresionante.

Estructura la información

Una vez creada la partición, o instalado el segundo disco, ya puedes trasladar la información al nuevo alojamiento. Para mayor seguridad puedes utilizar el viejo sistema de copiar y pegar para, una vez confirmado el proceso, proceder a eliminar los ficheros del disco fuente.

Este es un buen momento para analizar tu estructura de carpetas y rehacerla si hace falta. Puedes establecerla por contenidos, fechas, activos, etc. Lo importante es que sea clara e identificativa porque además de facilitar el acceso también facilitarás la creación de copias de seguridad sectorizadas.

Por supuesto, no se te ocurra guardar la información en carpetas en el escritorio. Si la quieres tener a mano en el escritorio crea enlaces a las carpetas reales, pero la información guárdala en las unidades que vas a salvaguardar con más regularidad.

Realiza copias de seguridad

La siguiente acción a considerar es la propia realización de copias de seguridad de tu sistema. Para ello puedes utilizar un disco externo o un servicio cloud, pero lo importante es que seas metódico en su ejecución.

Para realizarlas puedes utilizar las aplicaciones que suelen llevar los sistemas operativos, las que incorporan las propias unidades de disco externo o aplicaciones muy interesantes como Acronis True Image o Paragon Drive Copy / Hard Disk Manager que te permiten una gran cantidad de funcionalidades diferentes, como recuperar solo un directorio o archivo concreto, realizar backups incrementales (solo se añaden los ficheros modificados desde la última copia de respaldo) o recuperar los datos en otro ordenador y seguir trabajando.

Algunas de estas aplicaciones tienen la posibilidad de automatizar y realizar el proceso de backup en segundo plano. Si es así no dudes en configurarlas y realizar copias diarias y semanales. La periodicidad con la que realices el respaldo de la partición que “solo” contiene los programas puede ser mensual o tras una actualización importante.

Para datos muy sensibles también tienes la opción de instalar un NAS (servidor de datos)(no son muy caros) con la opción de instalar dos discos duros internos y configurarlos como “espejo” con ello conseguirás que ambos discos almacenen la misma información, por lo que si un disco fallase el otro disco seguiría conservando la información de las copias de seguridad o de los ficheros almacenados en ellos.

Conserva siempre las últimas tres o cuatro copias de seguridad por si has de recuperar un fichero antiguo, nunca se sabe.

Por cierto, y como medida añadida de seguridad, una vez realizado el respaldo es bueno conservar los discos de respaldo en una ubicación distinta a la del ordenador y, si es un equipo móvil o trasladas el ordenador de sobremesa, NUNCA los lleves juntos de viaje, o al menos no los empaquetes juntos.

 

Ahora las dos acciones preventivas

Plantéate usar un SAI o UPS

Al igual que el uso de discos SSD, esta es para nota, pero si como yo tienes tu residencia en un entorno rural es probable que las tormentas y otros fenómenos meteorológicos te ocasionen algún que otro corte de suministro.

En estos casos, el uso de una unidad de alimentación ininterrumpida te puede evitar más de un dolor de cabeza al evitar que el equipo se apague justo cuando se guardando el fichero, mientras realizas una desfragmentación del disco o justo tras esa modificación tan compleja que acabas de realizar y décimas de segundo antes de hacer clic en “guardar”.

Estos equipos se instalan entre el ordenador y la toma de energía y, como su nombre indica, en caso de corte de energía dispone de una batería interna que seguirá alimentando el ordenador durante un tiempo.

Incluso, si el apagón se prolonga y la carga de la batería está llegando a su fin, muchos sistemas se pueden conectar al PC para indicarle que se apague de forma controlada y evitar daños en los ficheros y unidades de disco.

Nota: en los SAI de uso doméstico procura no conectar nada más que el PC, la pantalla, el router y las unidades de disco externas. Las impresoras y los SAIs no suelen ser buenos amigos.

No te olvides del antivirus

Esta ni debería mencionarla, pero dado el gran número de infecciones y de ordenadores “zombies” que se siguen registrando hay que hacerlo. La red está llena de mucha buena gente y de otra no tan buena pero con muchos conocimientos técnicos de la red, por ello instalar sistemas que te ayuden a salvaguardar lo más valioso de tu ordenador, como lo es tu información y tu intimidad, es algo que nunca debes obviar.

Piensa que, además, no hay nada peor para la imagen de un profesional de contenidos, y que ponga tanto en riesgo su credibilidad, como enviar ficheros contaminados y que estos hagan saltar las alertas de tus clientes.

 

Los fallos catastróficos van a estar siempre ahí, listos para acabar con nuestro trabajo al menor descuido, pero una buena estrategia de copias de seguridad nos permitirá reducir los “desperfectos” al máximo y, por supuesto, acuérdate de usar siempre la mejor herramienta que tienes para proteger tu trabajo: el sentido común.

¿Usas alguna otra acción o herramienta de seguridad? Cuéntanoslo en los comentarios.

 

¿Te ha parecido interesante? Si es así te estaré muy agradecido si me ayudas a difundir el artículo y recuerda suscribirte gratis al blog para no perderte ningún artículo (tu correo estará seguro conmigo).

Si quieres saber más sobre las posibilidades del marketing digital puedes contactar conmigo sin ningún compromiso.

Nos vemos.

 

Imagen por Willian Warby en Flickr (CC)

 

 

Suscribete al blog

Únete a la comunidad y recibe las últimas novedades que te ayudarán a ser más efectivo en tu trabajo en Internet.

Únete a la comunidad, consigue todas las actualizaciones y recibe ofertas y contenidos solo para suscriptores.

newsletter by Mailrelay

Este sitio cumple con la normativa de privacidad de datos personales impuesta por la ley. Puedes obtener más información en este enlace.


You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: