El mayor peligro de un blogger

Una vez leí que, en determinadas circunstancias, es mejor callar y ser tenido por tonto que hablar y demostrar que lo eres. Pues bien, un/a blogger es alguien que suele estar hablando con bastante asiduidad, lo que le expone a serios peligros.

En unos casos por expresar líbremente tus ideas en entornos en los que la libertad de expresión está seriamente limitada. En otros casos porque te topas con personas que creen ser los únicos portadores de la razón y tú, pobre escoria humana, no eres más que el indigno objeto de su justa ira. Finalmente, existe un peligro aún mayor para ti y tu blog y ese peligro eres tú y tus acciones. Vamos a ver algunos aspectos de esta última fuente de peligros.

El mayor peligro de un blogger
Peek-A-Boo por shallowend, en Flickr

1 Prometer más de lo que das

Para qué negarlo, como blogueros nos gusta que nos lean, y para ello hay que atraer a los lectores con el gancho del título y, a veces, caemos en la tentación de exagerarlo “un poco”. Algo de licencia poética es admisible, pero si fuerzas el título demasiado correrás el riesgo de prometer más de lo que vas a dar y defraudarás a tus lectores. Conseguir su confianza es una cuestión de mucho tiempo, perderla es solo cuestión de unos pocos segundos.

2 No dar valor y escribir por escribir

Tu blog debe ser la joya de la corona de tu presencia en los medios sociales. Debe revelarte como persona y como profesional y, por ello, debe dar lo mejor de ti. Piensa que escribir solo por cumplir la cuota de artículos semanales, sin aportar valor, pasión y honestidad a tu comunidad estará diciendo mucho de ti.

3 Preocuparte más del diseño que del contenido

Estoy de acuerdo con Carlos Bravo en que los artículos hay que diseñarlos y, por supuesto, hay que tener un diseño de blog que sea agradable visualmente, bien ajustado al SEO, cómodo de usar e invite a navegar por él. Pero ello no puede ser óbice para que te olvides del contenido, de trabajar tanto el fondo como la forma, incluso aunque tu post sea una sola fotografía no vale cualquier fotografía ni de cualquier forma. Nunca se repetirá lo suficiente: El contenido es el rey.

4 Volverte monotemático

Otro peligro muy importante, es centrarte tanto en una parte de tu tema que pierdas la perspectiva del conjunto y acabes aburriendo y espantando a tus lectores. Aunque tu blog esté dedicado a un solo tema debes tratarlo desde todos los ángulos posibles y considerar otras alternativas. Es como tener un blog que se dedique a los neumáticos de invierno y que tu único tema sea que hay que montarlos en octubre. Podrías considerar una gran cantidad de subtemas y variaciones que podrías tratar (cuidados, tipos, presiones, condiciones de uso, tipo de tracción, temperaturas, conducción, trucos, problemas habituales, marcas, etc.).

5 Volverte errático

Los extremos se tocan. Si ser monotemático es malo porque espantas a tu comunidad, ser errático en tus contenidos es peor, porque nadie sabrá de qué va el blog y si deben seguirte o no. Define tu comunidad ideal y, en base a eso, define tus contenidos y procura ceñirte a ellos. Como siempre, las normas están para romperlas, pero tienes que tener muy buenas razones para ello. Trabaja tus contenidos, mantén tu línea y verás como tu comunidad te acaba encontrando.

6 Escribir mal

Con escribir mal no me refiero a que tus artículos tengan que ser candidatos a un premio nacional de prosa o poesía. Es suficiente con cuidar la ortografía y que las frases estén medianamente claras. Como dice Murphy en sus leyes: “aunque te expreses de forma tal que todo el mundo pueda entenderte, siempre habrá alguien que no te comprenda”, así que procura expresarte con claridad y sin faltas.

7 Ignorar a tu comunidad

En las redes sociales este es, probablemente, el mayor “pecado”. La única razón de exitir de un blog público son sus lectores, ignorarlos es como pretender vivir sin respirar, sencillamente es imposible. Tus lectores pueden vivir sin tu blog, pero tu blog no puede existir sin ellos. Escucha a tu comunidad, cuída a tu comunidad y ella cuidará de ti.

Esta es mi pequeña lista de peligros de un blogger y su blog, ¿Se te ocurre algún otro?

Suscríbete al blog para no perderte el próximo artículo y, si te ha gustado, compártelo en tus redes.

About these ads

14 comentarios en “El mayor peligro de un blogger

  1. David,
    Enhorabuena por el post. Me encantan tus consejos :-)
    Gran frase la del final del punto 1. Ah, en Alemania estás obligado a cambiar los neumáticos en invierno!! ;D Bromas aparte, y ya que lo preguntas, añadiría al punto 7 (mi punto preferido) el “compartir únicamente tus post”. Cada una de las redes sociales se mueve de forma distinta. Y no sólo eso, sino que estarán “ansiosos” de contenido interesante (que no tiene porqué siempre tratarse del tuyo, eso sí, citando la fuente!!! ;-) Lo importante es que lo que compartas sea interesante. Tu comunidad no te dejará de seguir si compartes algo de otro. Sí lo hará si “vas por libre sin integrarte ni aportar nada interesante”.
    Un saludo!!
    Elisabet*

    1. Hola Elisabet, muchas gracias por devolverme el favor. Estoy considerando, muy seriamente, el tema del siguiente artículo dedicado a blogs: contenido propio vs contenido ajeno.
      Así que la respuesta a este dilema después de la publicidad, digooo, el próximo martes ;)

  2. El mayor peligro de un bloguero es querer sentar cátedra con tu cháchara posteadora. Creer que “hierba” va con “v” y que eres la leche merengada en asuntos de moda, mi caso. En fin…
    Gracias y saludos.

    1. Hola Doritashoes.
      Gracias a tí por tu excelente comentario. Aparte de las ciencias exactas, hay muy pocas cosas absolutas de las que se pueda hablar en un blog y pretender que nuestra opinión sea ley para el resto del mundo podría hablar muy mal de nuestra estabilidad psíquica.

      Por cierto, por algún motivo que ignoro ;) no suelo seguir blogs de calzado femenino, pero en el tuyo he encontrado un verbo muy fluido e interesante.

      Saludos

      1. Gracias, eso es lo que pretende este blog; ir a contracorriente de los blogs de moda imperantes, pues muchos (y que no me oigan, pss) son soporíferos y de un egocentrismo inaguantable. Nos leemos, pues tus consejos me interesan mucho, ya que trabajo en el sector de los medios sociales, contenidos y blogs.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s