Que tu blog exista es algo que se debe solo a ti, pero si el blog alcanza alguna notoriedad se la debes a tus lectores. Son ellos los que lo leen y recomiendan a otros y los que aportan nuevos puntos de vista a través de los comentarios y construyen una comunidad. Por ello, si quieres que tu blog sea importante para alguien, además de aportar unos contenidos de calidad debes seguir unas normas elementales de “netetiqueta” en tu blog.

Respeta a tus lectores

Respetar a tus lectores no quiere decir tratarlos de usted ni mantener las distancias. Puedes tener un blog transgresor, pero debes tener en cuenta que tus lectores son lo primero. Ofrece contenidos cuidados, desde tu punto de vista y auténtico. Ofrece lo que quieren, pero también lo que tú crees que debes crear.

Responde a los comentarios

Ningún comentario debería quedar sin respuesta y suele ser el error más repetido por los autores. Puede que compartas la opinión del comentario o no pero, en cualquier caso, te han regalado su tiempo y su atención. Aunque solo sea un “gracias” es algo que les debes.

Debate sobre las ideas

Un blog es un excelente sitio para debatir con tus lectores. Puedes discrepar y puedes considerar una aportación como irrelevante o absolutamente errónea, pero lo importante es mantener el debate sobre las ideas y no sobre las personas. Bajo ningún concepto descalifiques a la persona ni permitas que otros lo hagan en tu blog. Incluso personas tan brillantes como tú pueden tener ideas “tontas” de vez en cuando.

Atribuye la autoría

Aquí entraríamos en la cortesía profesional. Lo ideal, para un bloguero es crear contenido original pero, a veces, encuentras contenidos tan interesantes para tus lectores que no pudes evitar compartirlo con ellos. En este caso puedes hacer dos cosas: copiar el artículo tal cual o hacer una reseña del mismo, en ambos casos mencionando al autor y poniendo un enlace al artículo original. Personalmente prefiero la segunda opción ya que das el mérito y el tráfico al autor original y tu puedes aportar tu punto de vista al respecto, aparte de que te ganarás el respeto del autor del artículo y de tu comunidad.

Lo que no debes hacer, bajo ningún concepto, es atribuirte el artículo o no indicar el autor original. Hay muchas herramientas para encontrar contenido duplicado y Google es muy buena en esto.

Evita las faltas de ortografía

Escribir bien es una muestra de respeto a tus lectores y no me estoy refiriendo a tener un estilo literario depurado, aunque vendría bien. Es cierto que, a veces, vas a ir mal de tiempo o tienes muchas ganas de publicar tu artículo (a mi me ha pasado) pero ello no debería ser óbice para, al menos, pasarle un corrector ortográfico al texto o leerlo con calma un par de veces antes de darle a “publicar”.

Como has visto, no hace falta que hagas un curso de una semana sobre protocolo, bastan unas pocas normas básicas de cortesía y tu blog ganará muchos puntos ante tus lectores y compañeros. En cualquier caso, seguro que me he dejado alguna de las básicas. ¿Te anímas a compartir las tuyas?

Suscríbete al blog y no te pierdas el próximo artículo y si te ha gustado compártelo en tus redes.

Suscribete al blog

Únete a la comunidad y recibe las últimas novedades que te ayudarán a ser más efectivo en tu trabajo en Internet.

You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: