Hace unas semanas publiqué un artículo titulado 7 Apuntes de SEO para tu blog y un amable lector me preguntó si no me habría “pasado” con los ejemplos y podría tener problemas y ser penalizado. Como hacía ya varios meses que mis artículos salían en las primeras posiciones y empezaba a tener tráfico desde el buscador, por si acaso, verifiqué el ranking y, ¡oh sorpresa! ¡Había desaparecido! Y ahora, ¿qué va a ser de mí? ¡He salido de los resultados! ¿Hay vida fuera de Google o estoy muerto?

¿Penalizado?

Fue mi primera impresión y, aunque no tengo ninguna advertencia, es probable que algo haya, pero también descubrí que lo mio no era algo aislado sino que, en la misma fecha, en el foro de webmasters de Google se indicaban problemas similares en otras muchas webs. Según comentaban, aparentemente Google había modificado su algoritmo.

De acuerdo con algunas estadísticas que he encontrado por la red, cada vez que se produce una modificación de cierta entidad del algoritmo entre el 1,5% y el 2% de las webs empeoran su ranking y se caen de las primeras páginas y nos puede tocar a todos, es solo cuestión de tiempo.

En cualquier caso desaparecieron de la primera página de resultados (SERP) casi el 75% de mis enlaces. Bueno, el 75% de los enlaces que apuntan a mi blog, porque los artículos siguen estando posicionados a través de una pléyade de sitios webs, servicios de curación de contenidos y redes sociales que, muy gentilmente, los han compartido. Incluso están posicionados en una web que se dedica a publicar una gran cantidad de artículos sin enlaces a los originales ni mención de los autores, curioso.

Afortunadamente, una gran parte de mi tráfico viene de redes sociales y suscriptores y, como decía, mis artículos están compartidos en otros muchos sitios que continúan arriba en las listas. Para otros fué peor, encontré algún webmaster que se quejaba amargamente de que las visitas a su web habían caído, en un solo día, desde 5000 a 40 visitas diarias.

¿Hay alternativas a Google?

Antes esta posibilidad, cuando buscamos posicionar una web o una marca personal ¿es conveniente basar nuestra estrategia en generar contenidos esperando a que el buscador nos encuentre y no nos abandone o, por el contrario, es mejor una estrategia proactiva, siendo nosotros quienes nos dirijamos a las personas que queremos que nos encuentren? ¿Nos jugamos todo a la baza del ínclito buscador o establecemos una amplia red de alternativas?

Años atrás fui un “bróker avieso” y la primera regla inviolable que aprendes es: “Nunca pongas todos los huevos en la misma cesta”. Por importante que sea, que lo es, Google no puede ser tu única opción para enviar tráfico a tu web, ni siquiera debería ser la principal.

Utilizando un símil marino, Google es como el mar, lleno de peces esperando a que cada cual teja su red de SEO y  atrape una gran cantidad de peces. ¿Que alguno se escapa? ¡No hay problema! ¡Hay más peces en el mar!

Cierto que hay más peces, o clientes, en ese mar, pero ni todos son comestibles ni todos te interesan. De otra forma, ¿por qué los ratios de conversión suelen rondar el 0,5% de las visitas? Además, las corrientes y los algoritmos cambian y los bancos de peces y los visitantes son arrastrados y esto es algo sobre lo que no tienes control alguno, de tal forma que donde hoy encontrabas visitas a raudales, mañana puede que no encuentres ni una. Por eso es interesante complementar esta fuente de tráfico con otras acciones, y hay alternativas.

¿Y cómo lo hago?

Como dijo un pescador: “Vete a donde estén TUS peces / clientes”. ¿Están en foros? ¿Están en redes sociales? ¿se reúnen alrededor de agregadores de noticias? Pues vete allí y participa en ellos. Selecciona los perfiles más interesantes en base a tu target, mira lo que les interesa, contacta, comparte información, comenta y ayuda. Esto se parece más a pescar con caña: es más lento, requiere más trabajo, pero los resultados son de mucha mayor calidad, porque centrarás tus esfuerzos en quien va a responder a ellos.

Soy consciente de que es una solución que no satisfará las necesidades de todos, pero no tienes otra alternativa. En cualquier caso, y como podrás ver en el mapa de IRedes hay otros muchos nichos de mercado, más pequeños ciertamente, pero donde los posibles clientes se han ido agrupando por “especies”. Encuentra los tuyos y céntrate en tu target. Trabaja ofreciendo contenidos que aporten valor a tu comunidad y espera los resultados, porque vendrán.

¿The End?

A día de hoy (24/09/2013) siguen sin reaparecer los artículos “descolgados” de las primeras páginas, pero continuo trabajando mis alternativas y aunque mis visitas han bajado un 25% tienden a recuperarse poco a poco. Es cuestión de paciencia, al fin y al cabo, si haces un buen trabajo incluso Google acabará volviendo a ti, siempre quiere lo que quieren todos.

¿Cuáles son tus fuentes principales de tráfico?

P.D. A pesar de todo hay esperanza: los spammers me han seguido encontrando.
Suscríbete al blog para no perderte ningún artículo y, si te ha gustado, compártelo en tus redes.

 

bruegel_parable_blind_1568 por ErgSap – Apps for Android, en Flickr

 

 

Suscribete al blog

Únete a la comunidad y recibe las últimas novedades que te ayudarán a ser más efectivo en tu trabajo en Internet.

You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: